“En febrero puede haber pymes de la alimentación con procedimientos de crisis”

Las empresas de la alimentación de Córdoba están produciendo un 35% por debajo de su capacidad. Se redujeron las horas de trabajo y en febrero o marzo puede haber "siete u ocho pymes" con procedimientos preventivos. El titular del sindicato de la Alimentación, Héctor Morcillo, sostuvo que el 8 puede haber novedades con la firma Estancia del Rosario.

 miércoles, 2-enero-2019

Estancia del Rosario es uno de los tantos ejemplos de fábricas del sector Alimentos en riesgo de cierre y con problemas para pagar salarios.


La industria de la alimentación de Córdoba está produciendo a un 35% de capacidad ociosa. Este diciembre y enero hubo muy baja o nula contratación de trabajadores temporarios. Si bien no hubo despidos masivos, se redujeron horas de trabajo. La falta de crédito y las tasas altísimas son, junto a la baja de las ventas, los principales motivos de baja de la actividad. Se viene un verano difícil para algunas pymes del rubro alimentación, con posibles procedimientos preventivos de crisis.

Lo anterior es parte del análisis y el pronóstico que el titular del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), Héctor Morcillo, hizo en diálogo con el portal Al Revés. A propósito de la situacion de la fábrica de alfajores Estancia del Rosario, de La Cumbre, cuyos empleados están con retención de tareas por flata de pago, Morcillo indicó que “en febrero o marzo puede haber novedades con siete u ocho pymes que pueden entrar en procedimiento preventivo de crisis por serios problemas financieros”.

“Hay una caída generalizada de las ventas, y falta de crédito, con tasas altísimas, que les hace muy dificil producir a las pymes”, explicó el sindicalista.

Morcillo confirmó que los 34 trabajadores de Estancia del Rosario no cobran su salario desde octubre y que, además, la firma adeuda un retroactivo del 2016. “Ha habido muchas audiencias en el ministerio de Trabajo pero sin soluciones. El 8 de enero habrá otra, y si no hay cambios, tomaremos otras medidas”, adelantó. Los empleados resolvieron la retención de servicio hasta cobrar los salarios caídos.

El 31 de diciembre hubo una manifestación frente a la tradicional fábrica de alfajores, que según dijo el titular del STIA “debe a la Afip el doble de lo que vale”. En este caso, señaló Morcillo, la situación no es tanto por disminución de ventas del producto sino por problemas de financiación y aumento de costos tarifarios, entre otros motivos.