“En los barrios hay familias enteras hurgando en la basura”

Las organizaciones de la economía popular se movilizaron hoy contra las trabas burocráticas que el gobierno nacional pone para dilatar los pagos de los programas sociales. Silvia Quevedo, de Barrios de Pie, le dijo a Al Revés que la “situación es gravísima, con familias que no llegan a la quincena”. Reclamó políticas económicas que “nos permitan vivir de nuestro trabajo, dignamente”.

 miércoles, 20-marzo-2019


Si la Mesa de Enlace, que representa a los sectores más ricos del campo, critican a Macri por sus políticas antiproductivas, qué queda para lxs laburantes de la economía popular en una economía en recesión, que en su último año sacó del mercado laboral a 130 mil personas.

“La situación es gravísima en los barrios, el costo de la canasta familiar, los tarifazos y la demora en los pagos del salario social complementario por parte del gobierno, están llevando a familias completas a buscar comida en la basura”, dijo Silvia Quevedo, dirigente de Barrios de Pie, una de las organizaciones que se movilizaron a nivel nacional junto a la CTEP, la Corriente Clasista y Combativa, la Federación de Organizaciones en Lucha y el Frente de Organizaciones de Base.

“Hoy no se llega a garantizar la comida diaria, la situación ha llevado a modificar hábitos alimentarios, con niños de 2 años que reciben lo básico”, se quejó Quevedo.

Frente a la promesa de Macri de “generar trabajos privados de calidad”, la referente contestó desde la cruda realidad con la que convive a diario: “Queremos vivir de nuestro trabajo, dignamente, pero para eso el gobierno tiene que aplicar la Ley de Agricultura Familiar, que genera trabajo y la Ley de infraestructura Barrial, porque la Ley de Emergencia Social que se aprobó en 2017 establece que el 25% de la obra pública la tienen que hacer las cooperativas de trabajo, no las empresas amigas del Presidente”.

La movilización de este miércoles culminó en la Anses porque según Quevedo “el gobierno pone todo tipo de trabas burocráticas para no pagar el Salario Social Complementario, entre otras prestaciones que debe garantizar”.

Hoy ese salario es de 6 mil pesos y se abona por la contraprestación que lxs trabajadorxs de la economía popular realizan haciendo tareas de saneamiento, desmalezamiento en los barrios o en cooperativas textiles. “La canasta básica hoy asciende a 20 mil pesos y el salario que cobramos por nuestro trabajo es de 6mil y siguen los tarifazos y una inflación anual del 50%”.