En medio del túnel

Los supermercadistas cordobeses ratifican lo que indicaron los números del Indec difundidos hace un par de días. Apuestan todo a diciembre, para que el consumo les brinde aire para aguantar un tiempo más. "Cuesta ver la luz al final del túnel", dijo uno de ellos.

 miércoles, 28-noviembre-2018

Víctor Palpacelli es dueño de la cadena Almacor (foto). Ratificó los datos del Indec, que marcan una caída en septiembre de 7,9 %.


Los números difundidos por el Indec muestran que el sector de los supermercados fue duramente afectado por la recesión durante este año. Los supermercadistas de Córdoba ratificaron en sus testimonios lo que marcan los datos y señalan que este momento es uno de los más duros que les tocó atravesar. “La Argentina tuvo otros momentos complicados, cíclicamente caemos en momentos así. Pero a diferencia de otros, este se ha hecho mucho más largo”, dijo Víctor Palpacelli, vicepresidente de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Córdoba (CASAC).

Si bien los datos oficiales apuntan que Córdoba no es una de las plazas más afectadas -las más golpeadas fueron San Luis, La Rioja, Corrientes y provincias del NOA-, el dueño de la cadena Almacor dijo que se está cerrando “un año realmente malo para la actividad” y que “los indicadores son muy malos y los resultados, pésimos”. “Hay un cóctel entre caída de ventas y consumo y aumento de costos, de tarifas”, subrayó Palpacelli.

Es más, anticipó que no hay indicadores de que la situación mejore: “Cuesta ver la luz al final del túnel para salir de esto. Al prolongarse tanto, es más difícil sostenerse”.

Hay una preocupación que se traslada a los puestos de trabajo. Palpacelli admitió que “se está haciendo un esfuerzo por mantener sucursales abiertas” ya que “hay sucursales que están trabajando bajo la línea de equilibrio y están siendo subsidiadas por otras sucursales”. Fuera de micrófono, algunos supermercadistas admiten que ponen todas las fichas en el mes de diciembre para poder sostener la planta de empleados y que, si en 2019 continúa igual, va a ser muy complicado que no haya cesantías.

La expresión más gráfica del momento que vive el sector la dio uno de los empresarios, que al recibir el llamado de este portal para consultarle su opinión, se excusó por estar entrando a una reunión con sus pares. “Y como está la cosa, parece que va para largo”, confesó.