En pelotas

La entrega de la soberanía financiera a inversores extranjeros y al FMI convierte a la Argentina en un país absolutamente vulnerable a los movimientos externos, que impactan sobre el valor del dólar, éste sobre la inflación y ésta sobre el consumo, que deprime la economía e impacta en la recaudación.

 jueves, 28-marzo-2019


El gobierno macrista desmanteló toda regulación estatal a la entrada y salida de capitales, lo que le impide controlar la fuga de divisas hacia el exterior, que es récord. Como también lo es el nivel de endeudamiento. Ayer el dólar tuvo una fuerte suba, por factores externos e internos, algo que Macri y su equipo se empeñan por esconder.

En el frente externo, en Wall Street los inversores están preocupados porque los bonos del Tesoro Argentino de más corto plazo rinden más que los de 10 años. “Cuando el mercado se inclina hacia los títulos más cortos, es presagio de recesión”, explican desde la meca financiera. Basta repasar todas la variables económicas del último año para confirmar la profunda recesión del modelo macrista.

El país es absolutamente vulnerable por sus problemas internos y la única herramienta a la que apela el gobierno es seguir subiendo la tasa de interés y sobre todo la de las Leliq, una letra destinada a los bancos, que paga tasas de casi el 63% para que estas entidades no salgan a comprar dólares de manera masiva y todo explote por el aire.

“Las Leliq alcanzaron un volumen tan alto que es imposible renovarlas plenamente porque los depósitos a plazo fijo no crecen al mismo ritmo que los intereses que paga el Banco Central por estos títulos. Este es el talón de Aquiles del plan monetario de Guido Sandleris, titular de la autoridad monetaria”, publica hoy Infobae.

Como publicamos ayer en Al Revés, el dólar impacta sobre los precios y sobre la recaudación fiscal, porque la suba del dólar por mes supera la multa e interesas por mora que aplica la AFIP. También puede influir en el ritmo de liquidación de exportaciones. El economista José María Rinaldi alertó a este portal que los exportadores de granos quieren un dólar a 50 pesos, y varios de los dirigentes agrarios advirtieron que los productores sólo van a liquidar para pagar costos.

El préstamo del FMI y las exportaciones son los únicos surtidores que tiene el gobierno para llegar con nafta a octubre.