En su salsa

A pesar de su tradicional discurso racista y en contra de los inmigrantes, Donald Trump busca el apoyo de los 32 millones de latinos a través de un spot de salsa interpretado por un grupo cubano que llama a votar “sin miedo a la calle”, por la “buena vida” y la “economía”. Durante la gestión del republicano hubo un 65% menos de refugiados y se otorgaron un 13% menos de visas permanentes.

 viernes, 23-octubre-2020

En plena campaña electoral, Donald Trump baila y busca el voto de los latinos, a pesar de su discurso racista y anti-inmigrantes.


La posibilidad de la reelección modificó el clásico discurso de Donald Trump respecto de la inmigración. Ayer, durante el segundo debate, aseguró que era “la persona menos racista de la sala”, valoró a los hispanos como muy buenos “dueños de sus negocios” y prometió normativas beneficiosas para los inmigrantes indocumentados. El viraje electoral se completó con un spot en donde el grupo “Los 3 de la Habana” interpreta una salsa que invita a votar por el candidato republicano, a salir “sin miedo a la calle” y a no quedarse en la casa en medio de la pandemia que ya se cobró la vida de 223.000 personas en Estados Unidos. “Por la buena vida y la economía, yo voy a votar por Donald Trump”, cantan felices sobre un bote en medio del mar.



Sin embargo, durante su anterior campaña, el actual mandatario hizo mucho hincapié en la necesidad de reducir el ingreso de extranjeros, acusó a los mexicanos de “criminales, violadores y asesinos” y anunció el famoso muro en la frontera con el vecino país. Además, según reveló su ex abogado Michael Cohen, tildó de “estúpidos” a los latinos y a los afroamericanos. Según datos Oficina del Censo de EEUU, las palabras de Trump se convirtieron en hechos concretos: hubo un 65% menos de refugiados y las visas de residencia permanente disminuyeron un 13%.

Con 60 millones de personas, los latinos representan la primera minoría del país. Alrededor de 32 millones son los están en condiciones de votar. De acuerdo a información del Centro Pew de Investigaciones, el 59% son mexicanos o mexicano-estadounidenses, el 14% son puertorriqueños, el 22% de otros orígenes hispanos y sólo el 5% de origen cubano. El problema es que, en general, concurren menos a las urnas – con relación a los afroamericanos y los asiáticos – y además el 62% se identifican con los demócratas. Por otro lado, la pandemia los golpeó duro: el 61% experimentó pérdidas económicas.