Enganchate cancán

Con poco protagonismo en este momento histórico, Juntos por el Cambio pretendió apropiarse de la participación de Argentina en la producción de la vacuna contra el coronavirus anunciada por el gobierno nacional, pero le salió mal. Desde mAbxience, la empresa encargada de fabricarla, remarcaron que la compañía británica AstraZeneca sólo va a comercializar el producto en América Latina y que no tiene “nada que ver” con la inversión que realizó en el país durante el gobierno de Mauricio Macri.

 viernes, 14-agosto-2020

A través de la campaña #GraciasMacri, un grupo de trolls de Juntos por el Cambio intentó atribuirse el mérito de la producción argentina de la vacuna contra el coronavirus, pero fueron desmentidos por la empresa que la fabricará.


Una fake new más y van…Luego de que el miércoles el presidente Alberto Fernández anunció que Argentina iba a producir la vacuna contra el coronavirus desarrollada en la Universidad de Oxford, la red social Twitter se inundó de mensajes bajo el hagstag #GraciasMacri, en donde los trolls de Juntos por el Cambio atribuían el logro conseguido a la gestión del ex presidente.

La campaña recordaba un convenio firmado en mayo del 2019 con el laboratorio británico AstraZeneca – que ahora será el encargado de llevar al mercado el producto – para el desarrollo de la medicina de precisión (el tratamiento de enfermedades vinculadas a los genes de una persona), además de establecer una filial local para investigación a partir de una inversión de 80 millones de dólares. Sin embargo, ayer la empresa argentina que producirá la vacuna contra la Covid-19, mAbxience, negó que aquel acuerdo tuviera relación con este tema.

“Ninguna instalación de AstraZeneca va a participar de la fabricación en Argentina”, aclaró Mauricio Seigelchifer, director científico de mAbxience, a Futurock. En ese sentido, explicó que el desarrollo de la vacuna corresponde a la Universidad de Oxford, la producción a la Argentina y la comercialización en Latinoamérica a AstraZeneca. “Debe hacer entre tres semanas y un mes que se empezó a negociar profundamente. Y creo que tuvieron mucho que ver la gestión que tiene Hugo Sigman (propietario del Grupo Insud, donde pertenece mAbxience) que hace 50 años que está en la industria farmacéutica, que existiese esa planta y que nosotros supiésemos trabajar con células de mamíferos”, analizó.

La planta que mencionó es la que está ubicada en Garín, provincia de Buenos Aires, que fue inaugurada a fines de febrero por Alberto Fernández y Axel Kicillof. “Se van a fabricar 250 millones de dosis para América Latina. De esa parte, Argentina tiene garantizada una cuota”, comentó orgulloso el especialista.