Es con todos

Ricardo Alfonsín fue designado como Embajador en España y desde la Juventud Radical pidieron que sea expulsado de la UCR, mientras que otros representantes de ese partido apoyaron su nombramiento.

 miércoles, 5-febrero-2020

Ricardo Alfonsín fue designado como embajador en España y la Juventud Radical, acompañada por Cornejo, pidió su expulsión de la UCR.


El nuevo embajador argentino en España es Ricardo Alfonsín y a los jóvenes radicales la designación los enfureció. Desde su cuenta de Twitter, el presidente de esa agrupación en la Provincia de Buenos Aires, Martín Borrazas, condenó el nombramiento y pidió su expulsión de la UCR.

“El tiempo termina justificando todas tus posiciones políticas. De confirmarse, como presidente de la Juventud Radical voy a pedir formalmente tu expulsión de la UCR Nacional. Basta de tergiversar con un apellido las posiciones de la UCR”, escribió el dirigente.

Por su parte, Leopoldo Moreau, ubicado en la vereda opuesta dentro del radicalismo y aliado al kirchnerismo, respaldó a Alfonsín. “Me congratula la designación y la aceptación de Ricardo Alfonsín como embajador argentino en España. Es una decision q no solo habla de la amplitud del gobierno sino del aporte constructivo de los dirigentes que entienden la grave coyuntura q atravesamos por la herencia recibida”, escribió.

Alfredo Cornejo, presidente de la UCR Nacional, también tomó posición en la polémica y dijo que la decisión de Alfonsín de aceptar el cargo no tiene nada que ver con el partido. “El cargo de Ricardo Alfonsin como embajador en España es una decisión personal y nada tiene que ver el radicalismo en ello”, definió.

A modo de descargo, Ricardo Alfonsín también usó las redes para comunicarse con la opinión pública y dijo que “mientras parece que nos acercamos peligrosamente a la fractura de la sociedad por dirigentes que no hacen más que estimularla con posiciones irreductibles, decido apostar por una democracia respetuosa de la pluralidad de ideas y donde la representación del Estado, en democracia, constituya un deber de la dirigencia”, escribió en el texto.

El flamante embajador recordó además el trabajo de su padre en la apertura del gobierno y su propia participación en roles políticos durante gobiernos de otro signo. “El presidente Raúl Alfonsín designó embajadores del Partido Justicialista y nunca les pidió que dejen su bandería política. Asimismo, el propio Alfonsín representó al Estado en el diálogo político en Venezuela durante las presidencias de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. Y no dejó de ser radical por hacer lo que cualquier hombre con sentido de Estado hubiera hecho”, escribió.