“Es condenar a nuestra población a un futuro de mucho sufrimiento”

El exviceministro de Salud, Nicolás Kreplak, explicó las consecuencias que acarrea la decisión de disolver el Ministerio de Salud de la Nación. El sistema vuelve a fragmentarse y reestablecer las funciones demoraría unos 5 ó 6 meses. “Es volver a lo que encontró Perón en 1945”, aseguró.

 lunes, 3-septiembre-2018

Kreplak dijo que para reordenar las funciones del Ministerio de Salud en Desarrollo Social podrían pasar unos seis meses.


El gobierno oficializó hoy por la mañana la decisión de disolver varios ministerios y ponerlos con el rango de secretarías bajo la órbita de otras carteras. Uno de los más sensibles es el Ministerio de Salud (el otro es Trabajo). Pasará a responder al Ministerio de Desarrollo Social, que conduce Carolina Stanley, y Adolfo Rubinstein quedará a cargo de la Secretaría de Salud. Nicolás Kreplak, presidente de la Fundación Soberanía Sanitaria, aseguró que “disolver el Ministerio de Salud es volver a lo que encontró Perón en 1945 y recién pudo revertir en 1949”.

El exviceministro de Salud explicó que el problema en la Argentina es que “tenemos la salud muy fragmentada porque cada provincia tiene un sistema distinto” y que “al retirarse el Ministerio de Salud de la Nación va a quedar una cosa librada al azar”. Como ejemplo, graficó que en Córdoba se da “la locura de que cada municipio tenga a su cargo el sistema de salud, lo que genera que haya lugares donde no hay médicos”. Para revertir eso, es necesaria una coordinación nacional que quedaría trunca con el cambio de rango. “Llevamos mucho tiempo de trabajo acumulado para reunificar el sistema de salud y que no haya tanta injusticia”, se lamentó.



“Es una barbaridad, absolutamente ineficiente, y no va a generar ningún tipo de reducción del gasto. Si hubiera reducción del gasto uno podría pensar: ¿Conviene reducir el gasto en salud o conviene tener a la población sana para construir un país pujante y con mayor futuro?”, planteó Kreplak.

Incluso si el Ministerio de Desarrollo Social tomara las riendas de todas las funciones que tenía hasta ahora el Ministerio de Salud, ordenar eso llevaría gran parte del tiempo de mandato que le resta a este gobierno. “La reestructuración funcional, hasta que las autoridades del Ministerio de Desarrollo entiendan los procesos de salud y cómo hacer para trabajar en esa línea, va a llevar 5 ó 6 meses en los que habrá retrasos y falta de medicamentos”, señaló el exfuncionario.

Por último, dijo que el sistema se hará más costoso para quienes quieran acceder. Recordó que el programa Remediar “conseguía un precio de medicamentos siete veces inferior que el precio del sistema de distribución que se utilizaba antes” ya que “es un sistema centralizado, de compras en gran cantidad y utilización de recursos nacionales”. Es decir: si una provincia produce un medicamento, el Estado nacional lo compra y lo distribuye. Eso se terminaría con la nueva estructura. “Cuanto más fragmentado el sistema, más costoso y más inequitativo es”, cerró Kreplak.