“Es responsabilidad del gobierno no frustrar a una generación joven que está pidiendo un derecho”

Marta Alanis, miembro del movimiento de Católicas por el Derecho a Decidir, se reunió con Sergio Massa sobre el proyecto de legalización del aborto y dijo que sería un error que se postergue su tratamiento hasta el año que viene.

 viernes, 6-noviembre-2020

Marta Alanis, integrante de Católicas por el Derecho a Decidir y de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, sobre la reunión con Sergio Massa en la que participó ayer junto a otras referentes.


El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, recibió a representantes de la Campana por el Derecho al Aborto en una reunión presencial y también virtual con miembros de todo el país, entre las que estuvo Marta Alanis, del movimiento de Católicas por el Derecho a Decidir. En el encuentro, cuenta Alanis en una entrevista con Nada del Otro Mundo, Massa pidió disculpas por la demora en el ingreso del proyecto y aseguró que se formará una mesa de trabajo para organizar el próximo debate parlamentario.

“Es obvio que el presidente va a presentar el proyecto. Le pedimos que se ponga en debate el proyecto de la campaña si tanto le cuesta presentar el propio”, dice y agrega que Massa explicó que por ser un año con tantas excepciones y todas las sesiones fueron extraordinarias, van a continuar en enero y febrero, o sea que el tiempo para debatir el proyecto se amplió.

“Si se pasa para el año que viene sería una mala lectura del gobierno, porque está rechazando a un movimiento muy masivo, y que es la oportunidad de que este gobierno amplíe un derecho. Tiene las condiciones dadas para hacerlo y es lo que permanentemente se dice desde el gobierno que se quiere hacer, y la pandemia agrava la situación de las mujeres”, agrega Alanis. “Es muy delicado tener un movimiento de mujeres, feminista, tan grande, masivo, joven, y generar frustración, impotencia en ese movimiento. Es una responsabilidad del gobierno no frustrar a una generación joven, que está pidiendo un derecho, que hace dos años movilizó dos millones de personas el día que el Senado nos dió la espalda. Las movilizaciones son recientes, no hace falta reiterarlas. Va a haber movilizaciones y acciones de todo tipo, desde intervenciones urbanas, documentos mucho más enérgicos. Cuando es multitudinaria la movilización es difícil mantener el distanciamiento y eso era lo que no queríamos. Mantuvimos una posición respetuosa de la salud, pero se ha movilizado de muchas maneras mucha gente y la campaña deberá salir a la calle a pedir el aborto legal”.