Escrutinio definitivo: la brecha fue mayor

Terminó el escrutinio definitivo en provincia de Buenos Aires, completándose el total de las mesas a nivel nacional: Alberto Fernández amplió su ventaja sobre Mauricio Macri a más de 16,5 puntos porcentuales. El candidato del Frente de Todos sumó 580.750 votos más que en el escrutinio provisorio. Macri sumó 296.420 votos, pero su porcentaje bajó.

 jueves, 29-agosto-2019

A pesar de las denuncias de supuesto 'fraude K', la diferencia que arrojó el escrutnio definitivo fue más amplia que en el conteo provisorio.


18 días después de las elecciones primarias del 11 de agosto, terminó el escrutinio definitivo en la provincia que faltaba: Buenos Aires. En ese distrito, el más grande del país, Alberto Fernández amplió su ventaja sobre Mauricio Macri y Axel Kicillof agrandó la brecha con María Eugenia Vidal.

A pesar de las permanentes denuncias de ‘fraude K’ por parte de funcionarios oficialistas y militantes del macrismo, el escrutinio definitivo arrojó una ventaja todavía más amplia que el conteo provisorio. Alberto Fernández pasó de 11.622.020 votos a 12.202.770. Son 580.750 votos más, que significan un aumento en el porcentaje sobre votos positivos de 49,19 % a 49,55 %.

Mauricio Macri, por su parte, pasó de 7.824.996 votos a 8.121.416, lo que implica que de 33,12 % de los votos positivos bajó a 32,97 %, perdiendo 0,15 puntos porcentuales a pesar de haber sumado 296.420 votos más (es que, además de modificarse la cantidad de votos para el candidato, también aumentó el total de votos sobre el cual se calcula el porcentaje).

En nuestra provincia, el escrutinio definitivo arrojó que Mauricio Macri fue el que más votos obtuvo, con un 50,09 % de los votos (1.007.842). Alberto Fernández obtuvo 637.985 votos, un 31,71 %. Si bien el Frente de Todos obtuvo un porcentaje bastante mayor al kirchnerismo en elecciones anteriores, el macrismo también sumó muchos votos respecto a las PASO de 2015. La diferencia fue de 18,38 puntos porcentuales, no tan diferente a la de hace cuatro años en las primarias. Esos votos que ambas fuerzas sumaron son los que perdió la que se considera la ‘tercera vía’ a nivel nacional.

En provincia de Buenos Aires, donde se juega la suerte de dos de las cartas más fuertes del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio –Kicillof y Vidal, respectivamente-, la diferencia también se amplió. En el escrutinio provisorio era de 1.569.107 votos y ahora se agrandó a 1.636.674. De todos modos, el porcentaje sobre votos positivos obtenido por Kicillof pasó de 52,53 % a 52,2 %, mientras que Vidal tuvo una leve baja, de 34,67 % a 34,6 %. La diferencia quedó establecida en 17,6 puntos.