Esperan más despidos en Agricultura Familiar

ATE declaró el estado de alerta y movilización ante el posible despido de 300 trabajadores de la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF) del Ministerio de Agroindustria de la Nación. Esto implicaría un vaciamiento de hecho de la repartición que se ocupa de los pequeños productores y campesinos de todo el país.

 viernes, 10-agosto-2018

Días atrás, los pequeños productores de Córdoba realizaron un feriazo en la plaza San Martín.


Habría una nueva ola de despidos en el Ministerio de Agroindustria, y puntualmente en la castigada Subsecretaría de Agricultura Familiar (SAF). Hasta ahora, cada rumor de cesantía se confirmó: la última ola fue en abril de este año, cuando el ministro Luis Etchevere despidió a 330 trabajadores de la SAF.

La información que circula en ATE es que la semana próxima saldrán otros 300 telegramas, por lo que el gremio declaró el estado de alerta y movilización en todo el país. “Los trabajadores de la SAF de todo el país agrupados en ATE denunciamos que el Gobierno de Macri y sus patrones de estancia y usureros, Luis Etchevere y Santiago Hardie (el secretario Agricultura Familiar), preparan una nueva ola de despidos, queriendo hacer pagar nuevamente a los trabajadores y agricultores familiares el ajuste en el Ministerio de Agroindustria. Mientras siguen con su politica de bicicleta financiera y de reducción de retenciones a los exportadores agropecuarios, ajusta a los trabajadores con los despidos y a los agricultores familiares con la eliminación del Monotributo Social Agropecuario”, señaló ATE en un comunicado.

Luego de sucesivas podas, en la SAF quedan mil empleados en todo el país. Según información adjudicada en el diario Clarín al ministro de Finanzas, Nicolás Dujovne, el Gobierno anunció que las partidas presupuestarias no ejecutadas por los distintos ministerios quedarán anuladas y bloqueadas. Además, el ministro notificó a un grupo de empresarios que en el Presupuesto 2019 algunos ministerios tendrán rebajas del 75% en sus gastos, al punto de quedar como carteras “testimoniales”.