“Esta es una calma chicha”

Según el economista y docente José Rinaldi, la tranquilidad del dólar "dependerá de la calma chicha de haber secado la plaza con las tasas siderales, pero es una calma chicha porque cuando se desboquen, van a ir a buscar dólares y no los van a tener, porque las exportaciones no rebotaron". "Puede volver la volatilidad", alertó.

 martes, 20-noviembre-2018

El trasfondo del dólar quieto es letal para la economía real.


Espantado por la recesión que se profundiza en un pozo, el gobierno intenta aflojarle a la tasa de interés de referencia y busca perforar el piso del 60% en diciembre, luego del Himalaya del 74% de un par de meses atrás. Hoy el BCRC recortó la tasa por décima jornada consecutiva, pero no lográ evitar la sensación de incertidumbre y de precariedad que rodea las decisiones económicas, cambiarias y monetarias.

“De todos modos, el 60 por ciento es una tasa altisima, es el 10 por ciento real anual, si es que la inflación va a ser del 50%. No es que la van a bajar a la tasa, sino que la van a bajar de la locura que está ahora, pero de todos modos es una tasa muy alta. Pero los inversores importantes se mantienen en el kerry, que es quedarse en el peso con tasas altas”, señaló el economista José Rinaldi al portal Al Revés.

Según su mirada, la tranquilidad del dólar “dependerá de la calma chicha de haber secado la plaza con las tasas siderales, pero es una calma chicha porque cuando se desboquen, van a ir a buscar dólares y no los van a tener, porque las exportaciones no rebotaron, que es el principal pulmón de dólares. Así que puede volver a estar muy volatil el mercado, más porque al Central no le dejan usar reservas para eso”, por el acuerdo con el FMI..

El también docente universitario señaló que el gobierno, “lo que ha hecho ahora para evitar las corridas del dólar de otras veces es restringir el ingreso de capitales de tipo especualtivo, de capitales golondrinas. Eso le quita efectividad al comportamiento en manada, que es lo que sucede cuando se van fondos grandes y los otros lo siguen en manada”.