EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

Estado gaseoso

Macri presentó el retiro del buque regasificador como una victoria sobre "el despilfarro y la incapacidad" del gobierno anterior y su política energética. Dijo que Vaca Muerta reemplazaba la importación. Pero fue otra puesta en escena, y la nave norteamericana volverá este invierno para vender gas al país.

 Miércoles, 9-enero-2019

En octubre arreciaron las malas noticias de la economía, y Macri quiso dar una buena. Era mentira.


Hace menos de tres meses, Mauricio Macri despidió en Bahía Blanca al buque regasificador Exemplar, de la empresa estadounidense Excelerate, a quien el gobierno de Cristina Kirchner, a través de Enarsa, había contratado hace una década para proveer parte del gas que se usa en el país. Pero pasaron cosas. Los subsidios a los consumidores fueron eliminados, en octubre la tarifa del gas aumentó el 40%, se anunció otro tarifazo para los primeros meses del 2019, y el buque tendrá que volver porque el gas no alcanza.

En octubre pasado, en un acto rimbombante, Macri dio por cerrado el ciclo de importación de gas al buque. “Generalmente las despedidas tienen una connotación de tristeza, pero este no es el caso. El barco que tenemos atrás es un símbolo que nos lleva a pensar la inacción, la incapacidad y el despilfarro”, dijo el presidente en ese momento. Era su “buena noticia” del semestre, porque el país estaba en el peor momento de la inflación y la recesión.

“Gracias a Vaca Muerta, ahora lo reemplazamos por producción propia”, aseguró Macri entonces.

Pero el buque regasificador deberá volver el próximo invierno.

“El buque regasificador regresa en el invierno. Todavía no sabemos quién será el cliente. Pero creemos que habrá una necesidad de gas importado en el invierno y, por eso, el barco será utilizado”, dijo en declaraciones al diario Clarín Gabriela Aguilar, gerente general de Excelerate.

Nuestro cliente (Enarsa) decidió que nuestro barco se fuera en octubre y cumplimos con esa decisión. Pero en el próximo invierno puede que ese mismo cliente requiera nuestro servicio. O que sean los generadores eléctricos quienes necesiten gas. Lo que vemos es que el sistema (energético) está reflejando que se va a necesitar gas importado a mediados de año y por eso volverá nuestro buque regasificador”, agregó la ejecutiva.

Según el cálculo del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), el faltante sería de 5 mil millones de m3 para las centrales térmicas, que no se podrían cubrir con la suma de la producción local, la importación de Bolivia y a Chile.