“Este es un modelo de ajuste salvaje”

Tras el acuerdo con el FMI, el economista Arnaldo Bocco explicó cuál va a ser el destino de los 57.100 millones de dólares. Vencimientos e intereses de deuda, tapar el déficit fiscal y liberar el tipo de cambio. Para Bocco, no habrá equilibrio fiscal, el dólar va a terminar el año a $ 48 y se va a profundizar la recesión.

 jueves, 27-septiembre-2018

El director del Observatorio de la Deuda Externa negó que la economía argentina pueda alcanzar el equilibrio fiscal en 2019.


Christine Lagarde le abrió una hendija al gobierno y aumentó el préstamo en 7.100 millones de dólares y aceptó adelantar desembolsos para 2018 y 2019. ¿A dónde van a ir esos fondos? Para el economista Arnaldo Bocco, “hay dos destinos: el primero es pagar vencimientos e intereses de la deuda de aquí a diciembre de 2019 y el remanente va a ir a subsanar el problema fiscal”.

Para el también titular del Observatorio de la Deuda Externa, el objetivo del equilibrio fiscal no se va a cumplir el año que viene: “El gobierno anuncia déficit cero pero no lo va a tener ni loco porque no tiene ninguna probabilidad de reducir una parte del gasto público que es inflexible”.



El nuevo acuerdo, según detalló Bocco, “suma 11 puntos a la relación deuda / PBI”. Es decir: la relación que hoy es 111 % -la deuda por encima del PBI- va a elevarse y la deuda va a estar en 2019 “a 121 ó 122 % del Producto Bruto”. Por otro lado, desnudó el engaño del modelo cambiario por bandas. El nuevo titular del BCRA anunció que sólo intervendrá si el dólar se sale de la franja que va de $ 34 a $ 44. Lo que no hizo público, es que esa banda se actualiza al 3 % mensual. “De esa manera, vamos a tener un dólar a 48 ó 49 pesos a fines de diciembre. El año que viene, al déficit fiscal que teníamos, especialmente el financiero (pago de servicios de la deuda), va a haber que multiplicarlo por un tipo de cambio muy superior a los $ 40,50 que dice el presupuesto. Y ahí se arma otra galleta importante”.

El rubro de gastos que más creció en el presupuesto del año que viene son los intereses de la deuda. Subieron alrededor de 50 %. “Son casi 800 mil millones de pesos de intereses. Dos meses de recaudación”, remarcó Bocco. Más allá del problema del tipo de cambio -que elevaría el déficit y consumiría recursos que deberían ir al pago de la deuda- hay otra cuestión que subraya el economista: “La economía va a una recesión: 2,5 % de caída ese año y 2 % el año que viene. Cuando cae la economía, los recursos tributarios que se recaudan siempre caen más que la economía. Entonces tampoco vamos a tener los recursos que dice el presupuesto”.

Por último, Bocco apuntó contra la decisión del gobierno de cortar la emisión monetaria y consideró que todo este combo “va a arrastrar a una economía con un poco más de inflación, la contracción del crédito va a llevar a tasas de intereses más alta”. “Es un modelo de ajuste salvaje, es una locura. Vamos a vivir en una economía muy comprimida, que no se va a reactivar. Lo que podemos esperar es mayor recesión y mayor desempleo”, concluyó.