“Esto es imposible que termine bien”

Lo advierte Hernán Arbizu, ex vicepresidente de la filial Argentina del JP Morgan, una de las entidades más poderosas del mundo, de estrechos vínculos con el macrismo. Explicó que todo el dinero que llega en préstamos se fuga, que la gente compra dólares porque no confía en el gobierno, que sus funcionarios no ven la realidad y son incapaces para gobernar. “El principal cliente de los bancos es el propio gobierno, que pide plata todos los días”.

 viernes, 29-marzo-2019


Hernán Arbizu fue exvicepresidente de la filial argentina del JP Morgan, una de las entidades financieras más poderosas del mundo, de fuerte penetración en el gobierno macrista. Fue condenado en Estados Unidos por desfalco y otros delitos. Se acogió a la figura del arrepentido y extraditado a la Argentina, donde contó cómo es el fabuloso negocio de los bancos, los fondos de inversión y la fuga de capitales.

En diálogo con Nada del Otro Mundo, explicó que la reciente decisión del gobierno de autorizar a los bancos que utilicen el 100% de sus depósitos para comprar Leliq, es otro manotazo de ahogado para frenar al dólar, que no va a funcionar. “Por más que le ofrezcas la mayor tasa del mundo, la gente compra dólares porque no confía en el gobierno, es más, a tasa más alta, más desconfianza”.

Arbizu alertó que es “una barbaridad” lo que se está haciendo con las Leliq y que es pura ganancia para los bancos, “porque les pagan 70% de interés por esas letras, y los bancos le pagan un 40% a los ahorristas, se quedan con esa diferencia. Con esta última decisión lo que busca el gobierno es que los bancos les ofrezcan mejor tasa a los ahorristas para que no se vayan al dólar, pero son todos burros los que manejan la política económica”.



Sobre el préstamos de 10 mil millones de dólares que le envió el FMI para frenar la corrida, Arbizu señaló que “hoy son 9 mil, por mil ya se fugaron en febrero. Todo el dinero que llega al país, como llega se fuga, así pasó siempre salvo en los doce años anteriores a Macri”, en referencia a los controles que había impuesto el gobierno de CFK, que se demonizó como “Cepo”.

El ex banquero cuestionó que los funcionarios “nieguen la realidad”, lo que para él demuestra una “gran incapacidad para gobernar”.

Negocio redondo

Los bancos son los grandes ganadores del modelo macrista. Experto en finanzas, Arbizu dijo que “es facilísimo el negocio, porque hoy los bancos no tienen ni que salir a captar clientes, tienen al gobierno todos los días pidiéndoles plata con las Leliq, con esta idea equivocada de secar la plaza de pesos para frenar al dólar. El gobierno es el principal cliente“.

“Todo el préstamo de los bancos va al gobierno, no se invierte nada en producción, por eso no hay un peso en la calle”, culminó el exbanquero.