“Esto es una pandemia”

La socióloga y referente feminista Dora Barrancos analizó la problemática de género, violencias, acosos, violaciones, a partir de lo sucedido con la denuncia de Thelma Fardín. El tema no sale de la agenda y los casos no paran de multiplicarse. “No son acciones sexuales, son acciones políticas porque entrañan poder”, aseguró.

 lunes, 17-diciembre-2018

Dora Barrancos es una referente del feminismo argentino desde hace muchos años.


Pocas veces un tema ocupa con tanta centralidad, tanta intensidad, tan poco lugar para otros temas y durante tantos días la agenda de la mirada pública como los reclamos de las mujeres tras la conferencia en la que Thelma Fardín contó que el actor Juan Darthés la violó. “La violencia, el acoso y las fórmulas más graves como la violencia y la violación constituyen una pandemia, no sólo en nuestro país sino en el mundo entero”, aseguró la socióloga Dora Barrancos.

Para la intelectual feminista, es un fenómeno “estructural” que permaneció estable gracias a que fue “asegurado en todos estos largos ciclos del patriarcado por figuras que se han dado a sí mismas la prerrogativa del dominio del cuerpo de las mujeres”. “No son todos machos alfa, hay mucho machirulo de ocasión”, manifestó, utilizando esa palabra que el feminismo de estos tiempos –y de estas pampas- acuñó para sí. Machirulo, una palabra que hasta sonoramente gana la potencia del desprecio y de la burla, y cuyo uso generalizado legitima. Las mujeres ya construyen el lenguaje de su revolución.



Barrancos se preocupa de aquí a futuro por la cuestión de la prevención. La preocupación por las violencias hacia las mujeres creció, la capacidad de detectarlas también. Entonces ¿cómo hacemos para prevenirlas? “Hay que insistir en cuáles son los actos que hacen patrimoniales los cuerpos de las mujeres y hay que cortarlos con políticas públicas”. Aquí aparece un actor que hasta ahora corre por detrás –y bastante lejos, por cierto- del movimiento feminista en Argentina : el Estado.

“Hay que hacer política pública, reformatear a toda la docencia de base. Tiene que haber instrumentos más directos y eficaces. Los medios tienen que hacer una vigilancia propia, una autorregulación. Tiene que haber una malla de contención. Cuando una mujer está dispuesta a decir lo que le pasó, se sabe que hay una profunda avería”, propuso la socióloga, quien agregó que “hay que conseguir que las víctimas puedan testimoniar en lugares amigables”.

“No son acciones sexuales, son acciones políticas porque entrañan poder. Un poder vincular de sometimiento. La caracterización de delito sexual es pequeña, es un grave delito de orden político, un delito brutal que se hace a una situación relacional humana”.

Dora Barrancos, socióloga, historiadora y feminista

El feminista menos pensado

Luego de la instalación del tema en agenda, quien salió a mostrar una cara desconocida fue el presidente Mauricio Macri, quien anunció un plan de igualdad de oportunidades para hombres y mujeres sin dar demasiados detalles respecto a de qué se trata concretamente. Sí aprovechó para dar un discurso en clave feminista, siendo que el presidente tiene una tradición de dichos absolutamente contrarios. “A todas las mujeres les gustan los piropos, no les creo cuando dicen que no, aunque les digan qué lindo culo que tenés”, llegó a decir Macri.

“Esa pseudoevolución es totalmente oportunista, no puedo creer que haya una transformación de la subjetividad del presidente”, concluyó Barrancos.