Excluir Salud: pobres sin diálisis

Doscientos cordobeses pobres, sin capacidad de movilización en muchos casos, quedarán en situación dramática por el corte del servicio de diálisis de los nefrólogos, que vienen reclamando a la Nación el pago de una deuda millonaria. El impacto de la suba del dólar.

 miércoles, 26-septiembre-2018

Un mínimo de 13 sesiones de diálisis al mes necesita un paciente para vivir. El ajuste es muerte en estos casos.


Los 56 centros de diálisis cordobeses agrupados en la Asociación de Prestadores de Hemodiálisis y Trasplantes Renales de Córdoba (Apheytrc) anunciaron que cortarán los tratamientos de diálisis a 200 pacientes carenciados del programa Incluir Salud (ex Profe) que costea (o debería costear) la Nación.

El corte comenzará el lunes 1 de octubre y, para los pacientes que necesitan este tratamiento por sus graves disfunciones renales, es prácticamente una sentencia de muerte a corto plazo.

La Apheytrc explicó que tomó la medida como consecuencia de “la deuda superior a los 20 millones de pesos que el gobierno nacional, a través de la Agencia Nacional de Discapacidad (AND), les adeuda desde hace más de un año”. Este Portal informó hace dos semana la grave situación de los prestadores frente a los montos impagos de Nación y el creciente costo de los insumos importados. De hecho, hace un mes que los establecimientos nefrológicos no reciben pacientes de Incluir Salud, que más debería llamarse “Excluir Salud”. En la negociación iniciada con las autoridades nacionales, los directivos de los Prestadores de Hemodiálisis y Trasplantes Renales no lograron ser atendidos por la vicepresidenta Gabriela Michetti, responsable de la AND. El problema no es solo en Córdoba: en todo el país, son más de 2.500 los pacientes en riesgo por la cuantiosa deuda sin cancelar.

“La insuficiencia del valor del módulo, el desfasaje de los costos de los materiales (fijados en dólares), el incremento de los honorarios profesionales y de los sueldos del personal y la demora en el pago de las prestaciones, conforman una realidad apremiante para los centros de diálisis que cada día deben hacer ingentes esfuerzos para poder sostener los servicios”, sostuvo el presidente de Apheytrc, Jorge Abdala, en un comunicado difundido recién.

En Córdoba, son 56 los centros de diálisis que reciben a los 200 pacientes derivados de Incluir Salud. Se trata de personas pobres de toda la provincia, sin obra social, sin capacidad de movilizarse por sus propios medios, que ingresaron al sistema vía hospitales públicos y fueron derivados a estos centros nefrológicos para su atención. La diálisis es un procedimiento que suplanta el funcionamiento renal, y sin ella la perspectiva es dramática para quienes la necesitan.

Abdala dijo que se llegó al corte de servicio “debido a la falta de una respuesta positiva de la Naciòn”. “Hemos puesto nuestros mayores recursos y esfuerzos humanos, técnicos y económicos para sostener las prestaciones a los pacientes carenciados pero, lamentablemente, si no cobramos al menos parte de la deuda, nos vemos imposibilitados de continuar con los tratamientos”, se lamentó.