Felices los cuatro

Después del encuentro con Schiaretti, con Pichetto y Urtubey, Macri mira con buenos ojos la configuración de Alternativa Federal y se tranquiliza ante la baja de Roberto Lavagna. Mientras, Alberto Fernández le pone título a la foto: "los opositores no se abrazan con Macri".

 viernes, 24-mayo-2019

Después del abrazo a Schiaretti, Macri hizo lo mismo con Pichetto y Urtubey.


Amigos son los opositores, que sonríen, celebran y visitan al presidente en la Casa Rosada para sacarse fotos abrazados en plena campaña electoral. En brazos de Schiaretti, de Miguel Pichetto y ayer sonriente y codo a codo con Juan Manuel Urtubey, el presidente se tranquiliza con la configuración de Alternativa Federal y les da el visto bueno, buenísimo, de cara a las Paso.

Desde la vereda del frente, Alberto Fernández observa la escena y define el título de la foto: “los opositores no se abrazan con Macri”, dijo y agregó que “la gente sabe dónde está la oposición”.

Mientras tanto, Daniel Scioli asegura que “no cierra ninguna puerta” y se toma el tiempo en definir si se queda en el PJ adherente a la fórmula Fernández-Fernández o juega con los alternativos.

Con la salida de Roberto Lavagna del mapa de ese frente, el que sigue sin dar su última palabra es Sergio Massa, que se tomará hasta fin de mes para pensar dónde pone las fichas. “Hemos sumado a la mitad de su bloque. Si no se suma él, no es un fracaso. Yo creo que es un valor que agrega, pero la decisión está en sus manos”, dijo Alberto Fernández en una entrevista y no descartó que el ex funcionario kirchnerista vuelva al redil.