EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

FMI: Financiamiento al Macrismo por Inestabilidad

El FMI autorizó al Gobierno argentino a rematar 9.600 millones de dólares de sus desembolsos para intervenir en el mercado cambiario y contener el dólar. “Es una situación artificial que le sirve al Gobierno para llegar más o menos armadito a las elecciones”, dijo el economista Agustín D’Attellis, y agregó que “los argentinos le estamos financiando la campaña al Gobierno”.

 Viernes, 15-marzo-2019

Dujovne se reunió ayer en Washington con Christine Lagarde. El FMI, que maneja nuestra economía, lo autorizó a subastar dólares.


Era de esperarse: viendo a su mejor/peor alumno en problemas, el Fondo Monetario Internacional le autorizó a Dujovne –de visita en Washington- la venta de 9.600 millones de dólares a partir de abril. De los desembolsos enviados por el FMI, el equipo económico macrista podrá subastar 60 millones diarios desde el próximo mes hasta fin de año. El objetivo no es otro que contener el tipo de cambio, que demuestra una inestabilidad alarmante ante un mercado que parece haber creado anticuerpos ante el único antibiótico que le quedaba al Gobierno: la suba sideral de la tasa de interés.

Cuando arrancó el “Plan Sandleris” la tasa estaba alrededor del 74 %. Los dos ejes del programa del presidente del Banco Central eran la baja gradual de la tasa y la absorción de pesos para ‘secar la plaza’. Sin embargo, la tasa bajó hasta el 43 % y el mercado mostró los dientes, gruñó y lanzó un tarascón que llevó el dólar hasta los $ 43,50. Rápidamente, Sandleris elevó la tasa al nivel actual (63,66 %).



“Frente a la preocupación de que la tasa de interés deja de ser efectiva como instrumento, porque hay un nivel que si domina el pánico el mercado financiero se pone en modo dolarizar, Dujovne se va corriendo al Fondo Monetario Internacional a pedir esa autorización”, explicó el economista Agustín D’Attellis, quien añadió que esta maniobra implica “contener de manera artificial el dólar hasta las elecciones” pero que “eso es una olla a presión que después de las elecciones va a saltar”.

Para graficarlo, D’Attellis comparó esta situación con la que se da con la tarifa de gas: ante el tarifazo invernal, el Gobierno anunció un descuento del 20 %, aunque luego ese descuento será cobrado pero, claro, después de la contienda electoral. “Preanuncian que todas las malas noticias van a llegar pero se postergan para después de las elecciones. En el medio, el costo es de todos los argentinos”, criticó.

“Es una situación artificial que le sirve al gobierno para llegar más o menos armadito a las elecciones. Es una vergüenza que todos los argentinos sepamos que estamos financiando la campaña del Gobierno a través del FMI mientras se destruye la economía”, concluyó D’Attellis.

Inflación descontrolada

Luego de conocida la inflación de febrero de ayer, D’Attellis sostuvo que “cuando uno mira el gráfico de las variaciones interanuales desde que arrancó el Gobierno hasta ahora, la tendencia es siempre creciente”. Los números le dan la razón: el 2018 cerró con un 47,6 %, que luego de aumentar en enero trepó en febrero a 51,3 %. “Las proyecciones para marzo son de una inflación entre 3 y 3,5 %. Hablar de que bajó la inflación es rarísimo. El Gobierno no le encuentra la vuelta, no da pie con bola, e insiste con la misma receta”, expresó.