“Frenaron el paro con un bono dudoso”

El gremio de la alimentación se refirió al bono, dijo que “es un aumento a cuenta” y que va a haber gremios que pierdan entre 15 y 20 %. Criticó a la CGT por sofocar la convocatoria al paro.

 martes, 13-noviembre-2018

La industria de la alimentación es una de las más golpeadas por la recesión, sobre todo las pymes del rubro.


El secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), Héctor Morcillo, se mostró muy crítico con el bono que otorgó el gobierno. Dijo que una cuota (de las dos) se va a cobrar pero que la otra “los empresarios nos van a condicionar a lo que tiene que ver con paritarias, nos van a sacar plata de lo que nos deben hoy”. En realidad, más que un bono, para Morcillo “es un aumento a cuenta”.

Por otra parte, recordó que “la mayoría de los trabajadores no lo va a cobrar” y que desde el sector pyme advierten que muchos no lo van a poder pagar. “Las Pymes tienen el 80 % del empleo en nuestro país, evidentemente tenemos un problema muy serio”. Respecto al sector de la alimentación en particular, rememoró que ninguna empresa pagó el bono de 2 mil pesos firmado en 2016.

Morcillo criticó la decisión de la CGT de frenar una convocatoria al paro que parecía inminente: “El gobierno ha frenado el paro con un bono de dudosa aplicación. Es un error político sindical que no se resuelva esta situación de otra manera. Acá habría que haber insistido en la reapertura de todas las paritarias, sin techo y que cada sector de acuerdo a las condiciones que tiene discuta la pauta salarial”.

Morcillo advirtió que va a haber gremios “que vamos a perder un 15 ó 20 % si no tenemos reapertura de paritarias”. Sostuvo que “es un error creer que todo está resuelto, nada está resuelto y este bono va a traer más problemas”. “Salvo la crisis del 2001 no recuerdo una pérdida (de poder adquisitivo) tan notoria. La pérdida es sustanciosa y los indicadores de inflación siguen altos”, concluyó.

Sector en conflicto y con alta inflación

La suba de precios en el rubro alimenticio es notoria. Morcillo dijo que en octubre los aumentos estuvieron por encima del 6 %. Otras fuentes indican que las nuevas listas de precios (ya de este mes) exhiben subas de entre 15 y hasta 20 %. STIA Córdoba estuvo en estado de alerta y movilización. Hicieron asambleas por fábrica, pero se dictó la conciliación obligatoria.

Por su parte, el STIA Buenos Aires, que conduce Rodolfo Daer (hermano de Héctor, dirigente de la cúpula de CGT). Los trabajadores bloquearon la entrada y salida de las fábricas, aunque no de los trabajadores.