Fronteras en pausa

A partir de hoy y hasta el 31 de marzo, todas las fronteras terrestres del país permanecerán cerradas para argentinos y extranjeros. El secretario de Seguridad, Eduardo Villalba, aseguró que los controles se extremarán y que la cantidad de detenidos por violar la cuarentena sigue siendo muy alto.

 viernes, 27-marzo-2020

Eduardo Villalba, secretario de Seguridad de la Nación, se refirió al cierre de las fronteras terrestres hasta el 31 de marzo.


El gobierno nacional dispuso por Decreto de Necesidad y Urgencia el cierre total de las fronteras terrestres hasta el 31 de marzo, como medida que amplía la disposición vigente desde el 16 de marzo pasado, para todas “las personas residentes en el país, y a los argentinos y las argentinas con residencia en el exterior”. El decreto 313/2020, publicado hoy en el Boletín Oficial, establece el cierre de la totalidad de los pasos internacionales, puertos, aeropuertos y centros de frontera, dentro del paquete de medidas para frenar el avance del coronavirus en el territorio.

Sobre esta disposición, el secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba, dijo que se trata de una medida que apunta a disminuir los riesgos que implican las características de las fronteras del país, sobre todo aquellas con zonas de alta circulación del virus. “Nuestro país tiene una gran cantidad de kilómetros de frontera, y con dos países considerados de riesgo ocupando esas fronteras, como son Chile y Brasil”, dijo el funcionario en una entrevista con Nada del Otro Mundo. “Veníamos teniendo algunas zonas difíciles de controlar como Iguazú y la frontera norte, y era necesario poder tener un mayor control en estos días hasta tener un mejor panorama de la evolución de la situación sanitaria en el país”, agregó.

Villalba explicó que en el operativo participan la Gendarmería y la Prefectura en el Litoral, con los controles habituales, y “se agregaron patrullajes por agua y por tierra, además tenemos la colaboración del Ejército, con sobrevuelos en helicóptero para vigilar los pasos en fronteras que no son las habitualmente controladas”.

“Tenemos resultados que nos alarman. En esto está en juego la salud de todos los argentinos, pero seguiremos extremando los controles en todo el país para que sean efectivos”, dijo en referencia a la cantidad de detenciones que continúan registrándose por violación a la cuarentena obligatoria. “No están bajando los números de cantidad de detenidos, de autos secuestrados, personas controladas en la vía pública, y mientras la gente no tome conciencia de esta situación vamos a tener que seguir extremando los controles. Valoramos el esfuerzo conjunto de las fuerzas nacionales y provinciales, tenemos permanente contacto con los ministros de todas las provincias, es un trabajo mancomunado”, dijo.

“El mensaje más importante es lo que nos enseñaron nuestras abuelas, lo más importante es la salud, de cada uno de los argentinos. Le pedimos a la gente que se quede en sus casas, que respete las indicaciones para su cuidado y que pronto podamos decir que esto fue una pesadilla y sigamos con nuestras actividades”, concluyó Villalba.