“Fue como el Lennon de Villa Fiorito”

El guionista Pedro Saborido reconoció que “le faltó el aire” cuando se enteró de la muerte de Diego Maradona. A pesar de la conmoción, el escritor realizó un recorrido humano y divertido por la vida del mejor jugador de fútbol del mundo, a quien consideró un “héroe permanente y tragicómico”. “Morir nos morimos todos, pero vivir como él, ninguno”, fue el mensaje que recibió de su amigo Diego Capusotto.

 miércoles, 25-noviembre-2020

El genial Pedro Saborido recordó con simpatía y cariño la vida de Diego Maradona en el día de su fallecimiento.


Como si fuera el portavoz de una sensación colectiva, el guionista Pedro Saborido expresó hoy lo que muchos sentimos al conocer la noticia sobre la muerte de Diego Armando Maradona. “En el camino de cualquier ídolo, no le podía pasar esto”, sostuvo. “Maradona iba a salir adelante una vez más, por una cuestión de indestructibilidad”, manifestó durante una entrevista a El Destape. “Me voy a acordar siempre de este momento”, dijo al admitir que “le faltó el aire” cuando se enteró del fallecimiento del 10.

A pesar del dolor y de la conmoción, el escritor se animó a realizar un recorrido humano y divertido de las anécdotas que poblaron la vida del mejor jugador del mundo y que hicieron de él un “héroe permanente y tragicómico”. Desde haber sido una “causa nacional” en donde la gente pedía que Diego se quede en Argentina y que no se vaya a jugar al exterior; pasando por rebelarse contra el poder de la FIFA – “ese fue el diferencial con Pelé” – y comprarse un camión para andar por barrio Parque; hasta haber sido la persona que el Papa Francisco quería conocer: todos esos fueron Maradona. “Hoy se murieron como 45 tipos”, afirmó como una muestra de la complejidad y la inmensidad del astro del fútbol.

Para el productor televisivo, Maradona tuvo el poder de no medir la correlación de fuerzas con sus oponentes. “Hay algo de ‘lo argentino’ en lo inusitado de sus delirios. Como una especie de Lennon de Fiorito: extrovertido pero siempre con el color de haber sido de Lanús”, analizó. Según contó al programa Patrulla Perdida, compartió el dolor con su amigo Diego Capusotto, quien le envió un mensaje muy emotivo: “morir nos morimos todos, pero vivir como él, ninguno”. “Hay una cosa que él transmitió siempre y que dice la gente: ‘me hiciste feliz y me diste alegría’. Eso va más allá de una jugada y de un gol, había otra cosa”, concluyó.