Haddad prende el turbo

El candidato del PT recortó distancias con Bolsonaro, según todas las encuestas. Sin embargo, todavía aparece lejos del candidato fascista. "Bolsonaro sólo se dedicó a decir que no dijo lo que había dicho", comentó Pablo Gentili, respecto a la estrategia del exmilitar desde la primera vuelta hasta ahora.

 viernes, 26-octubre-2018

El candidato de Lula empezó a recuperar puntos demasiado tarde.


Todas las encuestas reflejan que el candidato del PT, Fernando Haddad, consiguió recortar distancias con Jair Bolsonaro. La última de Datafolha pone al ultraderechista con 56 % frente a un 44 % del exministro de Educación de Lula. Esa misma consultora, en la encuesta de hace una semana, le daba 18 puntos de ventaja a Bolsonaro (59-41), que ahora se recortaron a 12. Por su parte, Vox Populi, cercana al PT, hizo una encuesta en la que Bolsonaro figura con 53 % frente a un 47 % de Haddad.

Estos sondeos sólo reflejan los votos válidos y deja afuera a los votos en blanco, nulos e indecisos. “La diferencia se acortó, pero hay un factor muy complejo: en Brasil hay cerca de 7 millones de personas que decidieron su voto al momento de votar. 30 % de la población no votó o votó en blanco. Si esas personas, ante el miedo de que gane Bolsonaro, van a votar, se puede revertir este resultado”, apuntó Pablo Gentili, secretario ejecutivo de Clacso que reside en Brasil.

De todos modos, reconoció que “es muy difícil cambiar la tendencia”.

Haddad salió a hacer una campaña intensa en las últimas tres semanas, tras el cachetazo del primer turno. “Sólo dice cosas absurdas, es una persona que no respeta a nadie. El pueblo brasileño va a hacerse respetar”, dijo el candidato. Bolsonaro, por su parte, acotó sus apariciones y se ‘guardó’. Las fake news harán su trabajo.

Gentili puso el acento en la no participación de Bolsonaro en un debate frente a frente con Haddad, siendo sus asesores conscientes de que eso engendraba la posibilidad de un disgusto de última hora y un desgaste en la figura del candidato. “Esto es muy poco habitual en Brasil. Entre el primero y el segundo turno se hacen por lo menos tres debates. Bolsonaro no participó de nignuno y ni siquiera estuvo en los actos de campaña”, sostuvo.

No por haberse corrido del centro de la escena, Bolsonaro dejó que su campaña se aletargase. Las fake news son sus aliadas, y seguramente en las horas que faltan hasta la elección salgan a jugar con todo. “La estrategia electoral de Bolsonaro ya se conoce: sistemático ataque en redes sociales con noticias falsas, y en las últimas 48 horas un tsunami de noticias falsas”, cerró Gentili.