Hambre para mañana

24
mayo
2022

Hambre para mañana

La ONU alertó sobre una emergencia alimentaria mundial que afectaría a más de 40 países.

En medio de un alza brutal de los precios, alrededor de 20 países ya implementaron alguna restricción sobre el comercio de los alimentos.

Garantizar el abastecimiento interno y fortalecer las políticas de ingresos como la Tarjeta Alimentar son algunas de las medidas que podría tomar nuestro país frente al escenario global.

El mundo patas para arriba

Como si la pandemia y la guerra en Ucrania fueran poco, ahora la ONU advirtió sobre una emergencia alimentaria mundial.

El director del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, David Beasley, declaró que nuestro planeta atravesará hambrunas, desestabilización y migraciones masivas.

En concreto, dijo que más de 40 países podrían sufrir problemas para garantizar alimentos a su población.

De acuerdo a un informe del mismo organismo, los conflictos, los fenómenos meteorológicos, las crisis sanitarias y las perturbaciones económicas son las principales causas que derivan en esta situación.

“Si queremos evitar una gran crisis alimentaria mundial, tenemos que actuar ahora y tenemos que trabajar juntos”

Sr. Janez Lenarčič, Comisario de Gestión de Crisis

Además del brutal aumento de precios de los alimentos, también se dispararon los precios de los fertilizantes.

Acumulan una suba del 20% desde enero

Mientras las grandes empresas vinculadas a la producción de alimentos y de energía acrecentaron sus riquezas, unas 49 millones de personas podrían padecer la falta de alimentos.

Sin que exista ningún tipo de sorpresa histórica, son los países pobres y en desarrollo los que se llevarían la peor parte.

...
Millones de toneladas de cereales se encuentran bloqueadas en Ucrania y Rusia producto del conflicto bélico

¿Qué hacer?

Ante la emergencia alimentaria, alrededor de 20 gobiernos ya recurrieron a medidas proteccionistas sobre el comercio de alimentos.

La mayoría son productores y exportadores de alimentos a escala global

En medio de una realidad desoladora en donde 161 millones de personas experimentaron inseguridad alimentaria aguda durante el 2021, productos básicos como el trigo, el maíz y los aceites comestibles han sufrido una importante alza en sus precios durante este año.

Como alternativa posible, un informe de la ONU habla de la necesidad de un cambio de paradigma.

Dar mayor prioridad a la agricultura familiar, cambiar las formas de distribución de la financiación y promover colectivamente formas más eficientes y sostenibles de prestar ayuda humanitaria frente a un futuro claramente hostil para el planeta.

Consultado por Al Revés, el economista Nicolás Pertierra indicó que nuestro país deberá tomar medidas que puedan garantizar el abastecimiento interno.

Por otro lado, el investigador de CESO se refirió a la necesidad de fortalecer las políticas de ingresos como la Tarjeta Alimentar para favorecer que los sectores con mayores dificultades puedan acceder a la canasta básica familiar.

Un paso adelante del resto, países como India e Indonesia ya aplicaron disposiciones para enfrentar la crisis alimentaria mundial.

El primero prohibió la exportación de trigo y el segundo estableció restricciones al aceite vegetal.

“Han comenzado a pensar que es mejor guardar sus productos para ellos, para su mercado interno”

Sylvie Brunel, autora de ‘Por qué los campesinos salvarán al mundo’

Para Argentina, uno de los principales productores y exportadores de alimentos del mundo, el desafío es múltiple.

Las exportaciones significan el ingreso de divisas que le permitirán cumplir con el pago de la deuda contraída con el FMI y, a la vez, necesitará garantizar el acceso a los alimentos a una población que viene sintiendo la inflación en sus bolsillos mes a mes.

...
Frente a la emergencia alimentaria global, Argentina deberá fortalecer las políticas de ingreso que buscan garantizar el acceso a los alimentos de los sectores más vulnerables

 Temas 

1
julio
2022