Hasta el plus por guardería pagará Ganancias

El Gobierno quiere eliminar exenciones en Ganancias y aplicar este gravamen en todos los componentes del sueldo, incluidas sumas no remunerativas. Pagos por gastos de representación, viáticos, movilidad, bonificación especial, desarraigo y otras, ya no podrán deducirse. El recorte para trabajadores será de 25 mil millones de pesos.

 jueves, 20-septiembre-2018

No hay sector no perjudicado entre los trabajadores, porque la inflación les carcomió los ingresos a todos.


El proyecto de Presupuesto 2019 viene con sorpresas amargas para asalariados, muchos de los cuales votaron a Cambiemos por la promesa de eliminación del impuesto a las Ganancias a los trabajadores. Lejos de eso, lo que el gobierno quiere eliminar son las exenciones que regían hasta ahora en determinados ítems de los ingresos de trabajadores y jubilados y pensionados alcanzados por el gravamen.

La decisión es que todos los componentes del sueldo tributen Ganancias, incluidas las sumas no remunerativas. En la práctica, esto significa menos plata en lo bolsillos para los afectados.

Entre los ítem que no podrán deducirse del impuesto, están las sumas por gastos de representación, viáticos, movilidad, bonificación especial, protocolo, riesgo profesional, coeficiente técnico, dedicación especial o funcional, responsabilidad jerárquica o funcional, guardería y desarraigo.

Además, se eliminaría la exención por zona desfavorable, lo que afectará particularmente a petroleros de la Patagonia y otras provincias. El proyecto de Presupuesto también incluye gravar a mutuales y cooperativas.

Con estos cambios, el Gobierno pretende recaudar 25.000 millones de pesos extra.

El proyecto de Presupuesto presentado por Nicolás Dujovne ordena “derogar, con efecto a partir del 1º de enero de 2019, toda disposición (cualquiera sea su rango normativo) mediante la que se establezca –directa o indirectamente– la exención total o parcial o la deducción de la materia imponible del Impuesto a las Ganancias, excepto las establecidas en la Ley del Impuesto a las Ganancias”. Es decir, todas las leyes provinciales y municipales que beneficien de alguna forma al asalariado que paga Ganancias, quedarían sin efecto.