Hay acomodos al final del túnel

Gabriela Michetti dejará la presidencia del Senado de la Nación no sin antes crear un nuevo organigrama de cargos, destinados a la creación de un equipo interdisciplinario para deatir temas. La decisión la tomó sin comunicarla durante casi 10 días y además postergó la regulación de los viáticos de los senadores para que la defina la próxima gestión.

 martes, 3-septiembre-2019

La vicepresidenta apuró la creación de nuevos cargos y postergó para la próxima gestión la definición de los canjes de pasajes.


La salida de Gabriela Michetti de la presidencia del Senado ya comenzó a definirse en los despachos del Congreso y antes de retirarse la vice de Mauricio Macri decidió asegurarles el trabajo a algunos de sus colaboradores y pasarlos a planta permanente.

El plan es dejar un nuevo organigrama para la creación de una dirección general, una subdirección general y dos direcciones que podrán a su vez incorporar personal para una estructura de profesionales para el “análisis interdisciplinario de los principales temas para el desarrollo del país”, dice la justificación del proyecto.

Aunque los decretos de creación fueron firmados hace nueve días, la comunicación no llegó sino hace pocas horas y a través de un parte de prensa, donde explica además que la nueva estructura no estará habilitada para opinar sobre proyectos de ley en particular, sino que será un “ámbito de debate académico”. Según publica Cenital.com, se trata de cargos propuestos para la continuidad laboral de Santiago Riobó, jefe de despacho de la vicepresidenta y una de sus personas más cercanas, además de haber sido quien juntó las donaciones de dinero que se robaron de la casa de Michetti, poco después de que asumiera en el Ejecutivo.

Además, Michetti tiró hacia adelante la papa caliente de la regulación de los viáticos a los senadores y será la próxima gestión la que deba determinar la aplicación de las nuevas reglas que prohíben canjear pasajes aéreos por dinero en efectivo.

Otras de las gestiones que está tramitando Michetti antes de dejar su despacho es el pase a planta permanente de personal vinculado a senadores oficialistas, como el caso de Natalia Obon, pareja del senador radical Julio Cobos y que fue nombrada secretaria de la Cámara Federal de Apelaciones en la Justicia Federal de Mendoza, pocos meses después de recibirse de abogada. Obon declinó la aspiración a su cargo, pero ahora tendría la chance de ser parte permanente del Estado gracias a las gestiones de Cobos-Michetti

La misma suerte tuvo Constanza Hamasaki, la última esposa del senador Rodolfo Urtubey y que también pasará a formar la planta del Congreso, mientras que varios empleados del despacho del senador y ex presidente provisional Federico Pinedo, fueron ascendidos o incorporados a a planta del Estado Nacional.