Hay más de dos millones de desocupados en el país

Según el INDEC, la desocupación ascendió a 10,6% en el segundo trimestre del año, un punto más del que alcanzó el año pasado para la misma época. Con tanta constancia para dejar sin trabajo a los argentinos, el gobierno ya acumula 2,5 millones de desocupados. La subocupación subió rápidamente a 13,1%, lo que significa que hay personas que tiene empleo informal y/o desearían trabajar más horas. Al contrario de lo que vienen afirmando con vehemencia desde el gobierno, la desocupación creció en el sector privado más que en el público y el mayor impacto lo recibió la industria. La igualdad laboral de género sigue estando lejos: los índices de desempleo afectan en mayor medida a las mujeres más que a los hombres.

 viernes, 20-septiembre-2019

Al igual que con la promesa de "Pobreza Cero", el gobierno nacional no pudo generar empleo de calidad durante estos 4 años


Una de las promesas de campaña electoral del presidente Macri – la del 2015, no la de ahora – fue la de generar “empleo genuino y de calidad”. A ciencia cierta, se desconoce si lo de genuino y calidad realmente se cumplió. Lo que sí indican las cifras es que la primera parte de esa propuesta estaría lejos de concretarse. Según dio a conocer ayer el INDEC , la desocupación llegó al 10,6% en el segundo trimestre del año, el más alto desde 2006. Además, desde el organismo, señalaron que la brecha de género en lo laboral se mantiene: la falta de trabajo creció más en las mujeres jóvenes (de 14 a 29 años) que en los hombres del mismo rango etáreo, siendo de 23,4% en las primeras y 18,6% en los hombres en el mismo período de tiempo. Los lugares más afectados son Mar del Plata con el 13,4%, el Gran Córdoba con 13,1%, el Gran Buenos Aires con el 12,7 %, en su mayoría territorios liderados por el oficialismo.

¿Cuánto tiene que ver la cantidad de personas que fueron echadas de sus trabajos con el aumento de la desocupación? Desde el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) relevaron datos relacionados con este tema que fueron publicados en marzo de este año. Allí detallan que los despidos y suspensiones ascienden a 12.352 casos durante enero y febrero del 2019 y que se dieron mayoritariamente en el sector industrial – un 68%, seguido por un 28% en el sector de servicios- y en el sector privado, donde aparecen 12.254 casos sobre sólo 98 en el empleo público. Esta información coincide con la mirada de algunos economistas como Sergio Chouza, docente e investigador de la UBA, quien explicó que el INDEC trabaja sobre un universo que está determinado tanto por el trabajo en el sector público/estatal y en el privado que esté registrado. En ese sentido, el especialista indicó que “el empleo público se mantiene bastante estable, y lo que mueve el perímetro tiene que ver con el empleo privado”. Además, respecto del aumento de 2 puntos de la subocupación o empleo informal que subió al 13,1%, Chouza agregó que es “una asignatura pendiente” y que está prácticamente estratificado como modalidad de trabajo en la Argentina. “Hay un segmento que no apuesta a formalizar la situación del trabajador, porque es un factor más de competitividad eludir algunos impuestos y tener mas flexibilidad a la hora de incorporar y despedir gente”, manifestó.

Con relación a si se creó o no se creó empleo, el ex diputado y economista Claudio Lozano, añadió que durante la gestión de Mauricio Macri se generaron 1.233.000 puestos de trabajo, pero fueron insuficientes para evitar el aumento de la desocupación, porque el 54% eran cuentapropistas, el 29% asalariados no registrados y el 2,6% trabajadores familiares que no tienen remuneración. “De cada 100 puestos de trabajos creados por la presente gestión, 85 son precarios. El saldo de Macri en empleo es 10,6% de desocupación y 85 por ciento de precarización”, determinó.