“Hay mucha gente que votó a este gobierno y está disconforme”

Lo aseguró Agustín Pizzichini, vicepresidente 2° de la Federación Agraria Argentina. La Sociedad Rural, como era de esperarse, ‘bancó’ el ajuste anunciado por el gobierno. Los industriales, otra vez contra el gobierno: “Estas medidas son un misil al valor agregado”.

 miércoles, 15-agosto-2018

Para el grano de soja, las retenciones seguirán bajando. Para la harina, producto con valor agregado, la alícuota del gravamen se congelará por seis meses.


A sólo 24 horas del anuncio del Ministerio de Hacienda de un ajuste de 65.000 millones de pesos hasta el final del mandato de Macri disparó reacciones negativas en la mayoría de los sectores económicos, con excepción de los grandes pooles agropecuarios que constituyen parte del ala dura del macrismo. Desde la Federación Agraria, Agustín Pizzichini se diferenció de la Sociedad Rural y dijo que es “un despróposito ajustar a las provincias” y que la eliminación del fondo sojero significa “menos obra pública, menos obras en los municipios” y que “eso afecta al interior y genera más concentración”.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, elogió las medidas del gobierno y aseguró que la suspensión de baja de retenciones para harina y aceite de soja y la continuidad de la baja para el grano “es un reclamo histórico de la producción” y lo calificó con el eufemismo de “equiparación de los derechos de exportación del poroto de soja con respecto a los de harina y aceite”. Pizzichini dio otra visión: “Lo del aceite y de la harina es un golpe a las Pymes que hay en el interior y dan valor agregado al producto primario”.



Incluso, desde la SRA justificaron el hachazo a las provincias con la eliminación del Fondo Federal Solidario: “Va en línea con la generación de un sistema tributario basado en impuestos menos distorsivos y constituye un desaliento a la implementación de retenciones”. “La eliminación del fondo sojero hace que el federalismo no exista”, disparó Pizzichini, en contraste.

Por otro lado, el dirigente de Federación Agraria dijo que “hay mucha gente que ha votado a este gobierno y no está conforme”. “No encuentran el rumbo. Parece que ahora el esfuerzo lo tiene que hacer el interior y no los que viven en Buenos Aires”, sostuvo, al tiempo que adelantó que la producción se está parando porque “hay mucha incertidumbre y no sabemos para dónde vamos”.

“Estas medidas son un misil”

El presidente de la Unión Industrial Argentina fue muy duro al cuestionar las medidas del gobierno: “Son un misil contra el valor agregado”. En ese sentido, le reclamó al Ministro de Producción por no haber cumplido sus promesas: “Me sorprende lo que pasó con Dante Sica. Más que una vez dijo que no iba a haber baja de reintegros”. No conforme con eso, Acevedo calificó las decisiones como “medidas de contadores, que no tienen en cuenta el valor agregado”.

La crítica de Acevedo se basa en que lo decidido por el gobierno “primariza la economía” y en que “las medidas son antinaturales”.