“Hay que humanizar la Justicia”

El fiscal Federico Delgado analizó las revelaciones sobre las maniobras contra Lula en la causa Lava Jato y el momento de la Justicia argentina. "Ningún oficialismo quiere que lo investiguen", aseguró.

 Lunes, 10-junio-2019

Federico Delgado es uno de los miembros de la Justicia de mayor prestigio.


La Justicia se transformó en protagonista de los procesos políticos y electorales de la Argentina y de muchos países, como demostraron las revelaciones sobre las maniobras para perseguir a Lula en el marco de la causa Lava Jato. Para el fiscal Federico Delgado, uno de los hombres más prestigiosos del sistema judicial argentino, esto “ratifica la transformación de los poderes judiciales, que no sólo administran justicia sino que se están dando desplazamientos con funciones que yo llamo latentes”.

Estas funciones de las que habla Delgado pueden ser “cuestiones que a veces tienen que ver con corrupción, dirimir disputas empresariales o partidarias o directamente ingresar a los procesos electorales”. En un año electoral, entender esto es fundamental para analizar los hechos que ocupan -y ocuparán- las tapas de los diarios de aquí a octubre. “Tenemos que trabajar en hacer un sistema judicial que sea razonablemente creíble y que se ciña al rol que le adjudica la Constitución, que es administrar justicia”, agregó.

Por su parte, se refirió al lawfare y expresó que “es algo que existe y en cada país tiene su especificidad”, mencionando como ejemplos, además de Argentina, a Estados Unidos, Cataluña, Brasil y Perú. “Esto no quiere decir que no haya habido hechos de corrupciones, pero hay que hacer distinciones porque en esas distinciones se juegan basicamente nuestras libertades”, aclaró Delgado.

“Ningún oficialismo quiere que lo investiguen”.

Federico Delgado, fiscal federal

A la hora de pensar una forma de reencauzar la Justicia argentina y que recupere sus funciones originales, el fiscal propuso tres dimensiones sobre las cuales hacer foco: “Hay que trabajar en las designaciones; hay que hacer una reforma cultural dentro de la Justicia, hay que humanizarla, ya que la lógica de expediente y juntar papeles ha reemplazado el acercamiento al conflicto que hay que solucionar; y hay que hacer mucha docencia, explicar todas las veces que haga falta”. En cuanto a los nombramientos de magistrados, Delgado puntualizó que “hay que repensar el Consejo de la Magistratura, para que lleguen los mejores y no los amigos”.

El festival de las escuchas

Delgado habló con preocupación de los abusos que hay en la utilización y filtración de escuchas judiciales vinculadas a causas políticas. “Las escuchas son un elemento de prueba muy restrictivo. Los jueces tienen que escuchar solamente lo vinculado a lo que están investigando, no pueden escuchar todo y despues ver qué les conviene”, sostuvo, al tiempo que reclamó utilizar tecnología para saber cuál es el origen de una escucha. “Hay que hacer un ejercicio con las personas que utilizan esa información. Hay una cuestión que tiene que ver con la ética, elegir qué publicar y qué no publicar”, añadió.

Investigar a los gobiernos de turno

En reiteradas oportunidades, Delgado denunció recibir presiones a la hora de investigar causas vinculadas a gobiernos que estaban en funciones. “Ningún oficialismo quiere que lo investiguen, y trata de resisistir esas investigaciones del modo que pueda. Lo que hay que hacer es crear instituciones más fuertes, que es lo que protege a la Justicia de la resistencia de los poderes institucionales o económicos”, analizó, y opinó que “en Argentina las instituciones son tan débiles que la posibilidad de investigar al gobierno de turno descansa sólo en la integridad moral del fiscal o juez”.