“Hay que imponer a todos los bancos que paguen jubilaciones y beneficios”

Raúl Ferro, titular de La Bancaria Córdoba, dijo que el caos del viernes se podría haber evitado si Anses hacía una mejor comunicación sobre los pagos y que el 30% de la gente que estaba en la calle no tendría que haber ido a cobrar. Además, apuntó contra los "bancos elitistas" que se resisten a pagar a beneficiarios del sistema previsional y a dar préstamos a las pyme para pagar sueldos.

 lunes, 6-abril-2020

Raúl Ferro, titular del gremio de bancarios de Córdoba, se refirió al caos del viernes durante el pago a los jubilados.


La escena absurda que se repitió el viernes en las puertas de bancos de todo el país, con jubilados amontonados en la calle, algunos descomponiéndose por el frío y la espera, otros que pasaron la noche en la vereda para poder cobrar sus beneficios, fue el papelón trágico de la cuarentena y la responsabilidad compartida entre los gobiernos nacionales, provinciales y municipales alcanzó también a los bancos privados, que no estuvieron a la altura que imponía la circunstancia.

Desde el gremio de los bancarios, Raúl Ferro, titular de la filial cordobesa de la organización sindical, explicó que “hubo una mala planificación” y que la responsabilidad no fue de los empleados. “Los trabajadores no somos los dueños del banco y tampoco estamos excluidos de los decretos de orden público que se están dando por el tema de la pandemia. No podemos negarnos a trabajar si así lo amerita el gobierno y aquí no es una responsabilidad del gobierno sino de la Anses de no haber comunicado y tener los números que tenía la Anses para saber lo que pasaba. Faltó una publicidad gráfica y televisiva para saber quiénes cobraban el viernes. Casi el 30% de la cantidad de gente que estaba en la calle no tendría que haber ido”, aseguró en una entrevista con Nada del Otro Mundo.

Además, Ferró se refirió a la especulación que hacen muchas entidades, que no entregaron a tiempo entre dos mil y tres mil tarjetas de débito de jubilados para hacerlos ir a las sucursales y venderles allí otros productos financieros. “Querían tener a los jubilados en sus bancos para hacer negocios y ofrecerles que contraten servicios. Además no había cajeros disponibles en la banca privada, redujeron gente y entonces la dotación mínima era de dos cajeros”, dijo.

El dirigente también apuntó fuerte a los bancos privados que no pagan beneficios y por lo tanto la totalidad de los pagos deben realizarse en una proporcion minoritaria de entidades. “Solamente 13 bancos pagan jubilaciones de los 63 en total que hay. Son bancos tremendamente egoístas, son bancos de elites. Se dedican a los grandes clientes, a una línea nomás y al resto los dejan. Hay 5.272 sucuersales de bancos, entonces si se hubiera podido pagar en todos, se habría resuelto el tema rápidamente sin dejar de cumplir la cuarentena”, dijo.

 

“Hay bancos que se resisten hoy a dar los préstamos al 24% a las pymes para pagar los sueldos. Es porque venimos con una ley de entidades financieras de 1977, de Martínez de Hoz y Videla, que privilegiaron a la banca privada sobre la banca pública. Entonces dice que los servicios deben prestarse en la banca pública solamente y los privados solamente si quieren”.

“Lo que habría que hacer es un decreto e imponerle a los banqueros a pagar a todos. Ahora viene el pago de los 10000 pesos a la gente que no tiene nada y eso no es por cajero automático, porque nadie aprende a usar un cajero de la noche a la mañana. Son 8 o 9 millones de personas que van a cobrar y el Gobierno debería obligar a los bancos a abrir líneas de cajas para pagarle a todo el mundo. Los banco tienen que estar a la altura, aunque la gente no huela a perfume como les gusta a ellos”.