“Hay un esquema de genocidio por planificación de desigualdad”

El economista José María Rinaldi se refirió al veranito electoral pero amplió la mirada y consideró que hay que acabar con el modelo económico actual. Indicó que el gobierno explica los datos negativos con “viejas excusas neoliberales” y que este gobierno “se enorgullece de sus vergüenzas”.

 viernes, 26-julio-2019

El economista defendió el carácter progresivo y equitativo del impuesto a las ganancias y recordó que los ricos pagan cada vez menos tributos.


El Gobierno insiste en que llega a las elecciones en pleno proceso de recuperación económica. Para el economista y docente de la UNC, José María Rinaldi, esta sensación “corresponde a hechos coyunturales: aparecieron algunos dólares de la cosecha y ha sido acompañado con una sobreproducción de instrumentos monetarios”. A las altas tasas de interés y la bombca económica que se viene amasando con las Leliq, “se sumó el dólar futuro, que parece ser la estrategia en tiempos electorales para contener la tranquilidad del dólar”.

“Se logró aplicar un analgésico a la alta volatilidad pero no hay nada estructural que cambie el contexto ni el diagnostico”, señaló Rinaldi.

El economista criticó que el gobierno celebre algunos datos que son negativos, como el caso de que Argentina sea titular de dos tercios de la deuda total mundial con el FMI. “Me alarma que nos ponga orgullosos esto. Es la misma patología por la cual se ponían orgullosos de que se hizo un blanqueo único, inédito y que fue el más grande del mundo. Eso convirtió a Argentina en una guarida fiscal. Nos enorgullecemos de nuestras vergüenzas”, disparó.

Sobre las calificaciones negativas de la agencia Bloomberg y la calificadora de riesgo Moody’s en relación a la economía argentina, Rinaldi explicó que “el diagnóstico que hacemos nosotros acá no difiere mucho de lo que hacen los analistas a nivel internacional” y recordó que el ratio de deuda sobre PBI paso de estar entre 46 y 47 % a estar entre 96 y 97 %, con una deuda que además está compuesta por vencimientos de cortísimo plazo que necesitan de dólares frescos que hoy Argentina no genera de forma genuina.

“Son dos programas en pugna, dos programas opuestos. Hay que acabar con este esquema de genocidio por planificación de desigualdad. Eso es el neoliberalismo”, propuso, citando una frase del sanitarista italiano Gianni Tognoni.

Implosión en la economía de carne y hueso

Rinaldi enumeró crudamente el escenario económico actual y cuáles son las consecuencias: “Si cae el consumo, la inversión se desmorona, la economía no se reactiva, si la pobreza sigue aumentando y la desocupación también, si tenemos una emergencia alimentaria, una ruptura del tejido social, uno tiene que decir que hay un riesgo de implosión social”. Citando al diputado Daniel Arroyo, sostuvo que eso genera “que las familias exploten hacia adentro, se ven situaciones de violencia”.

Ante esto, la respuesta del gobierno es lo que el economista calificó como “un diagnóstico con viejas excusas neoliberales de principios de los ‘90”. “Dicen que hay más desocupación porque creció la tasa de activación, todo el mundo sale a buscar trabajo porque nos va bárbaro”, soltó Rinaldi, parafraseando el discurso oficial.