suscripcion alreves.net.ar

Hijos del rigor

En el transcurso de una semana fueron detenidas más de 4800 personas y casi 139 mil fueron aprehendidas en todo el país por violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el presidente Alberto Fernández. Córdoba inauguró la saga con el primer detenido y hasta ayer a la madrugada el número ya llegaba a 1861. Las cifras va in crescendo pese a las reiteradas advertencias del gobierno nacional de que serán “inflexibles” con quien no cumpla la ley. De acuerdo a una encuesta, el 90% opina que la cuarentena es necesaria, pero sólo el 30% piensa que se puede contagiar.

 Jueves, 26-marzo-2020

A pesar del "Quedate en casa" que se repite desde el gobierno nacional y se replica en medios de comunicación y redes sociales, las fuerzas de seguridad ya detuvieron a más de 4800 personas en todo el país por infringir el aislamiento obligatorio


Algunos argentinos parecen no entender que el Decreto Nacional 297/2020 establece con fuerza de ley la obligatoriedad del aislamiento – a partir de las 00 horas del 20 de marzo y hasta el 31 de marzo – para la mayoría de la población, con excepción de aquellos sectores considerados imprescindibles para garantizar el funcionamiento del país en el marco de la emergencia sanitaria desatada por la llegada del coronavirus. Tampoco se toman en serio que tal desobediencia implica cometer delitos tales como “propagar una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”, ya sea por “impericia, negligencia o inobservancia” y que eso representa “violar las medidas impuestas por la ley o por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia”, cuyas penas van hasta los 15 años de prisión y multas de hasta 100.000 pesos.

Hoy el Ministerio de Seguridad de la Nación difundió que se contabilizaron más de 4800 detenciones y 139 mil aprehensiones, es decir, notificaciones para que las personas regresen a sus hogares y cumplan el aislamiento allí. Además, se secuestraron un total de 819 vehículos. Lo llamativo es que, pese a las reiteradas advertencias del gobierno de que serán “inflexibles” con quien no cumpla la ley, la cifra fue in crescendo desde la madrugada del jueves 20 de marzo hasta hoy. La serie de infractores comenzó con 300 personas, pero al día siguiente el número ya superaba los 3200 detenidos. Córdoba, que goza del honor de tener el primer detenido en la madrugada del jueves pasado, sucedió algo similar: inició con 60 detenciones pero la cantidad creció hasta alcanzar las 1.861 personas.

Frente a esta conducta necia e irresponsable – de algunos “idiotas” o “imbéciles” en palabras del presidente Alberto Fernández – la ministra de Seguridad, Sabina Frederic firmó hoy la resolución 51/2020 en donde convoca a personal retirado de las fuerzas de seguridad – que cumplan con las condiciones adecuadas para la labor – para que se sumen a los operativos de control en rutas, vías, espacios públicos y accesos de todo el país durante el tiempo que dure la cuarentena obligatoria – que seguramente se extenderá – debido a que la tarea requiere del “empleo de recursos humanos que superan la nómina de personal”. En ese sentido, no sólo las fuerzas de seguridad se han visto desbordadas, sino también el Poder Judicial: ya se iniciaron más de 21.600 causas penales en la Justicia federal por el incumplimiento del decreto presidencial.

Todo bien, pero a mí no me va a tocar

Este tremendo aumento de detenciones y aprehensiones pone de manifiesto la irresponsabilidad de parte de algunos argentinos que arriesgan la salud de toda la población. Sin embargo, pareciera haber una desfragmentación entre el discurso y la conducta de muchos de ellos.

Según dos encuestas que replica Página 12, el 90% de los consultados entienden que la cuarentena obligatoria es necesaria, pero sólo el 30% piensa que ellos mismos pueden contraer el coronavirus: “a mí no me va a pasar”. En el otro extremo, el estudio indica que el 82% tiene mucho o bastante miedo de contagiarse y hay un 53% que cree que la situación va a ser más grave, aunque no tanto como en España o Italia.

Por otro lado, las entrevistas telefónicas registraron que hay un 57% que piensa que el gobierno nacional extenderá la cuarentena un mes o más de un mes y opinan que el sistema de salud argentino no podrá responder a la propagación masiva del virus. En cuanto a la gestión del presidente Alberto Fernández, ambas consultoras detectaron que hay casi un 90% que aprueba la actuación del gobierno nacional frente a la pandemia.