Iglesia y Reinas unidas contra la 7722

Lxs mendocinxs continúan peleando por su derecho al agua. Hoy se conoció un comunicado de la Comisión de Reinas Nacionales de la Vendimia en donde advierten al gobernador que, al no dar marcha atrás con las modificaciones de la ley 7722, “no hay nada que festejar” y que “sin agua, no hay vendimia”. Altos sectores de la Iglesia también reclamaron al gobierno “que escuche el clamor de su pueblo”, repudiaron la represión y señalaron que confundieron “acuerdo político con consenso social”. Mientras tanto, el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, manifestó su preocupación pero remarcó que “es un tema que tiene que resolver el gobernador y la Legislatura provincial”.

 jueves, 26-diciembre-2019

El Equipo Nacional de Pastoral Aborigen manifestó su profunda preocupación por las graves consecuencias que traerá la Ley 7722 a toda la provincia, especialmente a las comunidades indígenas


El conflicto por la aprobación de las modificaciones a la Ley 7722 en la provincia de Mendoza continúa interpelando a distintos sectores de la sociedad. Si bien la normativa fue aprobada el viernes pasado en el Senado Provincial con 29 votos a favor – 17 de Cambia Mendoza, 11 de FTD y 1 de Masfe- y 7 en contra – 3 de Cambia Mendoza, 2 de FTD, 1 de FIT y 1 de Protectora – , la medida no encuentra apoyo social y activó el compromiso de muchas instituciones y organizaciones. Hoy se conoció un comunicado de la Comisión de Reinas Nacionales de la Vendimia (CORENAVE) en donde manifiestan su adhesión al reclamo del pueblo de Mendoza y solicitan que “no se realice ningún acto previsto para la Vendimia 2020 hasta que no se dé marcha atrás con la reforma”, dado que consideran que el gobernador hizo caso omiso al pedido al promulgar hoy las modificaciones a la ley. “No hay nada que festejar, y por ende, SIN AGUA NO HAY VENDIMIA”, concluyen con mayúsculas las reinas.

Las muchachas no son las únicas que han levantado su voz para acompañar al pueblo mendocino. Esta semana también se conoció una carta que le envió el arzobispo de Mendoza, Marcelo Daniel Colombo, al gobernador radical – “radical” tanto por su partido de pertenencia como por el nivel de sus insultos – Rodolfo Suárez, en donde le exige que no promulgue las modificaciones y que escuche “el clamor de su pueblo” porque esta normativa “pone en riesgo la amistad social”. Además, el religioso explica que recurrió a redactar la nota porque “hasta el momento no he conseguido comunicarme de otra forma”, dejando entrever el alto nivel de sordera del mandatario provincial.

En ese mismo sentido – aunque con un poco menos de pulgas – se pronunció hace unos días la Pastoral Social y de Ecología Integral de Mendoza en relación a la represión sufrida luego de la multitudinaria Marcha del Agua. En el comunicado “No nos lo contaron, estuvimos ahí” acusan al gobierno de confundir “acuerdo político” con “consenso social” y remarcan que fueron testigos de una “legislatura vallada”, de una “sesión express” y de cómo las fuerzas de seguridad “encerraron y dispararon” violentamente contra los manifestantes. También afirman que en Mendoza “se ha quebrado la confianza institucional” al optar por “una forma de hacer política que vacía la democracia republicana” y en donde los representantes se convirtieron en “ejecutores serviles de los que pagan campañas a precio de muerte”.

Por su parte, la Conferencia Episcopal Argentina compartió vía Twitter el comunicado del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen en donde denuncian la nueva avanzada del gobierno para favorecer intereses empresariales, apoyan al pueblo mendocino en la resistencia para preservar sus recursos naturales y se solidarizan especialmente con el Pueblo Huarpe que verá afectado su modo de vida “al profundizarse las reiteradas crisis por sequías”. En el texto responsabilizan al gobernador Suárez, a la UCR y al PJ por la aprobación de la ley y remarcan que esto se dio “con el aval del presidente Alberto Fernández”. “El agua es vida, se cuida y se defiende”, concluyen.

“Es un tema que tiene que resolver el gobernador y la Legislatura Provincial”

Más allá de que ya se había conocido un comunicado del Ministerio de Ambiente de la Nación, hoy el titular de la cartera, Juan Cabandié, realizó declaraciones radiales en el programa Siempre es Hoy que conduce Daniel Tognetti. El ministro expresó que, tanto él como el presidente Alberto Fernández, están preocupados por el conflicto social que generó la aprobación de la Ley 7722 en Mendoza. Pero subrayó que “la Constitución Nacional establece que los recursos naturales son jurisdicción de las provincias” y que su competencia como ministro está reglamentada en la Ley de Glaciares en cuanto al cuidado del agua. “Está claro que no hay consenso en la sociedad mendocina, pero los únicos que pueden resolver esto son el gobernador y la Legislatura Provincial”, aseguró. “Creo que la discusión de fondo es el modelo de desarrollo”, finalizó.