Impuesto al género: 25%

Argentina ocupa el noveno puesto mundial en brecha de ingresos por género: el 25%, cuando a media mundial es del 20% en detrimento de las mujeres. Las mujeres que son madres ganan en promedio 10% menos que las que no lo son. El impacto del trabajo doméstico no remunerado.

 miércoles, 28-noviembre-2018

La OIT llevó al 25% la brecha de género en el país.


Argentina es noveno país del mundo con más desigualdad de ingresos por género: la brecha entre lo que ganan varones y mujeres fue del 25% en 2017, en perjuicio de las mujeres. El dato corresponde al Informe Mundial sobre Salarios de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), entidad que resalta que la brecha es producto de la desigualdad en la responsabilidad sobre las tareas hogareñas y de cuidado. A nivel global, las mujeres ganan un 20% promedio menos que los varones.

El sitio Economia Feminista indica que las mujeres dedican un promedio de seis horas diarias a tareas domésticas y cuidado de niños y ancianos. Esa dedicación, ademas de ser no paga, limita el tiempo a dedicar a trabajos remunerados. En general, los varones no se ocupan o lo hacen mínimamente de las cuestiones domésticas.

Cuando la maternidad empobrece

El informe de la OIT habla también de la denominada “brecha por maternidad”, que representa el pago menor que reciben las mujeres que son madres en relación a aquellas que no lo son. En Argentina, las mujeres que tienen hijos ganan en promedio un 10% menos por hijo que aquellas que no lo son. Acá también juega el mayor tiempo que las mujeres madres utilizan en trabajos no remunerados, en detrimento de sus carreras y sus estudios.

“Por un lado, las mujeres eligen tareas que pagan peor, ligadas a los cuidados. Por otro lado, trabajamos menos horas en el mercado, especialmente las mujeres que son madres. En todas las economías vemos que cuando las mujeres empiezan a tener hijos dejan de trabajar remuneradamente y se quedan en los hogares, eso les hace perder sus carreras profesionales, toman medias jornadas, no les ofrecen ascensos o mayores responsabilidades. Por eso, el tema central tiene que ver con la asimetría de los cuidados y con una cultura que asigna eso a las mujeres”, señaló la economista Mercedes D’Alessandro, de Economía Feminista.

Entre los varones no existe esa diferencia, sus ingresos se mantienen inalterados sean padres o no. La brecha por maternidad en Argentina es superada por países como Turquía, Rusia, Corea del Sur y Perú donde las madres cobran entre 12,6 y 26,6% que aquellas sin hijos.