Industria desindustrializada

Diez de los doce rubros industriales que mide Indec cayeron en julio, lo que habla de la parálisis de la actividad y presagia más despidos. La construcción, también mano de obra demandante, se redujo un 2,5%. Son todos datos previos al último ajuste macrista.

 miércoles, 5-septiembre-2018

Automotrices, muy golpeadas por la caída de ventas de 0km del año pasado.


Se conoció otro dato que es termómetro y anuncio de lo que está sucediendo en la economía dominada por el ajuste macrista. El Indec informó que en julio la actividad industrial, estratégica por su poder multiplicador de otras actitivades y por su capacidad para absorber mano de obra, se desplomó un 5,7% interanual. Es la tercera caída consecutiva en lo que va del año. El sector exhibe un estancamiento en cero en 2018. A partir de ahora, si sigue cayendo, todo será retracción.

Las previsiones anticipan un agosto con más baja, por el buen desempeño de agosto 2017. En junio, la pérdida de activdad había sido del 8% interanual. Algunos consultores privados afirman que la baja para todo 2018 será del 1,7%: eso presagia despidos y reducciones horarias y salariales y un mal comienzo para 2019.

En cuanto a qué está diciendo esta medición negativa, es un síntoma de la recesión y del achique del mercado interno por caída del poder adquisitivo, ayudado por tasas bancarias que favorecen la especulación que la inversión.

De los doce sectores industriales que mide Indec, diez mostraron bajas.

También la construcción se retrajo en julio un 2,5% interanual, indicador que tiene que ver con la parálisis de la obra pública, que se seguirá agudizando con el ajuste impuesto por el Gobierno y con la suspensión de las obras privadas en un escenario de incertidumbre. Julio es el séptimo mes con baja en la actividad, que al igual que la industria es demandante de mano de obra.