Inflación al ataque

18
marzo
2022

Inflación al ataque

Detrás de la inflación se esconde el problema de la distribución del ingreso.

A pesar de que nuestro país registra una cierta recuperación económica, el aumento sostenido y generalizado de precios no permite que sea palpable para las mayorías.

Una estrategia antinflacionaria integral que involucre a todos los sectores podría ser una de las recetas que implemente el Estado para evitar que el crecimiento se lo apropien unos pocos.

La torta de fondo

La guerra contra la inflación comenzó hace muchos años.

De hecho, la mayoría de lxs trabajadorxs argentinxs libran esa batalla día a día cada vez que precisan comprar alimentos, vestimenta y/o pagar algún servicio.

Lo cierto es que, pasan los gobiernos, y el problema del aumento generalizado y sostenido de los precios no encuentra una solución definitiva.

Tanto para Celina Calore como para Pablo Díaz Almada la inflación esconde un conflicto de fondo inherente a toda economía.

Se trata de la distribución del ingreso.

Para la economista del Centro de Estudios Sociales y Económicos Scalabrini Ortiz, allí reside la principal causa por la que las mayorías todavía no sienten la recuperación económica.

“El aumento de precios está invisibilizando el crecimiento y eso es porque hay sectores que lo están acaparando”

Celina Calore, economista de CESO

En el mismo sentido opinó el integrante del Observatorio de Trabajo, Economía y Sociedad al señalar que la inflación es el costado monetario de esa puja entre los diferentes sectores por obtener la mayor participación en el reparto de la torta.

Así, por ejemplo, los empresarios presionan para la “corrección” de las tarifas; los exportadores presionan ante el “atraso” en el tipo de cambio; los rentistas quieren alcanzar la máxima rentabilidad; y los asalariados luchan por no perder poder adquisitivo.

“Los precios terminan estando fuertemente atados a la cuestión distributiva”

Pablo Díaz Almada, economista de OTES
...
Roberto Feletti, secretario de Comercio Interior, reunido con empresarios por acuerdos de precios.

Las cartas en el asunto

Disminuir la inflación significa, de una u otra manera, apaciguar ese escenario conflictivo característico de la economía.

Y es el Estado el encargado de implementar algún tipo de regulación, o bien, cambiar las reglas de juego.

Ni el gobierno de Cambiemos ni la actual gestión de Alberto Fernández han conseguido hallar una solución definitiva a la suba sostenida y generalizada de precios.

No funcionó la receta monetarista de no emisión de Mauricio Macri y tampoco terminaron siendo suficientes los acuerdos de precios, los fideicomisos y la de Ley de Góndolas por su carácter sectorial.

Desde CESO, Celina Calore habló de la necesidad de atacar la inercia inflacionaria y apuntó a una “estrategia antiinflacionaria integral” que convoque a todos los actores de la economía para fijar una nueva pauta de precios y salarios.

Si bien hay variables externas que pueden modificar el escenario, son las medidas y la capacidad de negociación del Estado los que terminan decidiendo a quién se favorece en la puja distributiva y cuál bolsillo será el más afectado.

...
Una familia tipo necesitó 83.807 pesos en febrero para no ser pobre

 Temas 

11
agosto
2022

 Temas 

9
agosto
2022