Inflación mata salario

El INDEC publicó los datos del índice salarial de 2018 y, al compararlo con la inflación, surge que los sueldos perdieron por más de 20 puntos. Los trabajadores en negro fueron aún más perjudicados, ya que sus salarios perdieron por 23 puntos contra el aumento de precios.

 viernes, 1-febrero-2019

La pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores argentinos se acentuó en 2018.


Es un dato contundente y sin posibilidades de que el gobierno invente excusas: el nivel salarial en la Argentina perdió por 20 puntos contra la inflación en el año 2018. Esta afirmación surge de los números oficiales difundidos por INDEC, que dio a conocer la evolución salarial a noviembre del año que pasó y la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores registrados y no registrados quedó expuesta.

En noviembre, el incremento salarial alcanzó un 2,9 % en relación al mes anterior y completó un 27,9 % de aumento en relación a igual mes de 2017. Para ese mismo período, de noviembre a noviembre, la inflación alcanzó un 48,5 %, por lo que la evolución total de los salarios quedó 20,6 puntos por detrás del nivel inflacionario.

Los trabajadores registrados del sector privado tuvieron un aumento salarial de 29,2 %, por lo que la pérdida de poder adquisitivo fue de 19,3 puntos. Los registrados del sector público tuvieron un incremento menor del nivel salarial, que alcanzó el 27,8 %, redondeando una pérdida de 20,7 %. Por último, están los que más perdieron en la carrera salarial del 2018: los trabajadores en negro, que tuvieron un incremento de salarios de apenas 25 %, quedando de esa manera 23,5 puntos por detrás de la inflación.

La crisis, como se observa, golpea generalmente en los sectores más vulnerables.

Estos números, por supuesto, no son buenas noticias para el futuro de la economía a corto plazo. Todos los indicadores de 2018 fueron negativos y esta pérdida de poder adquisitivo preanuncia una caída aún mayor del consumo, que el gobierno había estimado en el mes de septiembre en un -1,9 %. La consultora Kantar Worldpanel pronosticó en noviembre una caída del consumo masivo de 2,1 % y Ecolatina, días atrás, difundió un informe en el que prevé una baja de consumo de 1,4 % para 2019.