Inmunización recortada

El Gobierno ajustó el calendario de vacunación gratuita y obligatoria que era el más completo del mundo. Ya no vacunarán contra la meningitis a los preadolescentes que están por ingresar al secundario. Además de contagiarse, podrían convertirse en portadores sanos del meningococo.

 viernes, 24-agosto-2018

La cuarta dosis de la vacuna contra la meningitis ya no se aplicará. Es importada y se paga con dólares, que este gobierno guarda para pagar deuda.


El amplio esquema de vacunación obligatoria y gratutita que fue un logro sanitario de gestiones anteriores está en peligro y con él, la salud de la comunidad. El gobierno de Mauricio Macri suspendió la vacunación contra la meningitis para los chicos de 11 años. Ya no habrá más dosis gratutitas para los preadolescentes. Para comprarla en la farmacia hay que desembolsar $2.300.

El argumento que dio el Ministerio de Salud es que hay “faltante de dosis”. Pero desde sectores conocedores del tema vacunación afirman que es parte del ajuste: la vacuna es importada y por efecto de la devaluación aumentó su precio en pesos. El gobierno dijo que priorizará las tres primeras dosis que se colocan a los lactantes de 3, 5 y 15 meses. Es decir, puso a niños contra niños.

El médico Daniel Pizzi le dijo al portal Al Revés que si bien la incidencia de la meningitis no es alta en el grupo de los 11 años, los chicos pueden transformarse en “portadores sanos del meningococo” y contagiar a otras personas. “Siempre es mejor vacunarse”, afirmó el pediatra.

Mientras medios como TN protegen a Marcos Peña, aclarando que “no hay nada de qué preocuparse”, la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE), emitió un comunicado expresando su preocupación. “La prevención primaria a través de las vacunas es una política de estado que se ha consolidado en nuestro país constituyendo un robusto signo de equidad y demostrando resultados indiscutibles en materia de prevención de enfermedades”, alertó la entidad y exigió “una pronta solución para esta situación”.

La Fundación Huésped también dio una voz de alarma por el recorte de la inmunización.

El calendario obligatorio y gratuito de vacunación de Argentina tenía 20 vacunas con sus dosis necesarias y era el más completo del mundo. Ahora quedó mochado.