Jardineros infieles

Marcos Peña dijo en 2017 que hubo un "cambio de planes" en la promesa de construir 3.000 jardines de infantes nuevos y que serían 10.000 aulas. A casi dos años de esa reconversión, el proyecto sigue sin ejecutarse y cada vez hay menos datos oficiales sobre cómo sigue el plan.

 miércoles, 22-mayo-2019

Macri prometió 3.000 jardines de infantes nuevos, pero después cambió de planes y prometió 10.000 nuevas aulas, pero parece que tampoco van a hacerse en su gestión


Si la promesa de campaña más fuerte del gobierno de Macri fue el cambio, la consigna podría calificarse como cumplida cuando en agosto de 2017 anunciaron el “cambio de planes” para uno de los anuncios más potentes de la gestión: construir 3.000 jardines de infantes nuevos en todo el país. Sin embargo, como explicó el presidente, pasaron cosas, y a la hora de rendir cuentas en el Congreso Marcos Peña explicó que decidieron sustituir aquel proyecto por un plan para levantar 10.000 nuevas aulas en jardines preexistentes.

Mirá el video con el anuncio del “cambio de planes”

A casi dos años de este viraje, que el jefe de gabinete fundamentó con el argumento de la “falta de previsión para contar con terrenos para la construcción de edificios y para calcular el incremento del gasto corriente que implicaría el plan”, las aulas tampoco están donde deberían.

Según el último informe del Instituto María Vilte de Ctera, en 2018 el presupuesto educativo ejecutado muestra que este plan y su reconversión “son unos de los ítems con mayor subejecución y desfinanciamiento”. En 2019, la situación es aun peor y el ajuste indica que el presupuesto menos de la mitad que el del año pasado.

Los datos del Ministerio de Hacienda muestran que el año pasado estaba previsto construir 287.853 metros cuadrados, pero solo se levantaron 61.362, mientras que para 2019 se previeron 111.927 metros cuadrados, un 61% menos, de los cuales no hay datos sobre cuál es el estado de la ejecución.

De esta manera, el “plan de reconversión” de las 3.000 salas en 10.000 aulas mostró que el año pasado se construyeron apenas 236 de las 3043 aulas planeadas, mientras que para este año solamente se proyectaron 768 aulas nuevas.

En cuanto a la administración del presupuesto asignado, el informe de Ctera indica que entre 2017 y 2018 “se desperdiciaron” partidas de $7.775 millones, que habrían alcanzado para la construcción de “540 jardines o 3.000 aulas”.

“El gobierno ha argumentado que desconocía que, para construir los jardines se necesitaban terrenos y se debían asumir gastos corrientes para asegurar su funcionamiento, algo que, de ser cierto, mostraría una falta total de seriedad en la formulación de la plataforma electoral de Cambiemos y el brutal desconocimiento en temas de planificación educativa”, dice el informe.

Desde el inicio de las obras, el plan mostró “un importante atraso en el inicio de obras y un bajo nivel de finalización”, con “avance nulo” en 2016, que concluyó sin obras en ejecución en todo el año, un un 21,9% de obras con presupuesto asignado en 2017 y 36,6% de proyectos presupuestados en 2018.