Juntos por el complot

El capitán retirado Ernesto Bossi convocó a ex militares y policías para conformar lo que definieron como una Mesa de Enlace, que se atribuye la representación de intereses de toda la "familia militar" argentina y que se propone jugar un rol en la política de defensa nacional. El ministro Agustín Rossi los definió como conspiradores.

 Jueves, 12-noviembre-2020

Ernesto Bossi, capitán retirado del Ejército, es el organizador de la denominada Mesa de Enlace de las FF AA, que aspira a protagonizar un rol político en la representación de los intereses de todas las armas y las fuerzas de seguridad de la Nación.


Un grupo de militares retirados de alto rango lanzaron ayer una plata forma de acción política a la que denominaron Mesa de Enlace de las Fuerzas Armadas, con objetivos de fórmula inocua que anotaron como “participar en el debate público y político sobre la defensa y la seguridad nacional”, “amalgamar a la ‘familia de los uniformados'” y “determinar intereses comunes y particulares de los uniformados”, escribieron en un comunicado.

Para el ministro Agustín Rossi se trata de una movida destinada a la provocación y a desafiar a quienes hoy son los responsables de los roles que Bossi intenta ocupar de manera paralela al poder legítimo. “Está claro que es una fenomenal operación política, desde cómo aparecieron en los principales medios de comunicación y con el mismo nombre que eligieron, los nombres no se ponen aleatoriamente”, dice el titular de la cartera de Defensa. “El que convoca es Bossi, un capitán retirado que es un conspirador nato. Conspiró contra Néstor Kirchner y fue denunciado en ese momento, fue durante años el presidente de la Sociedad Militar Seguro de Vida, una mutual con una enorme cantidad de recursos que se utilizan muchas veces para operaciones políticas, en primer lugar contra los jefes de las fuerzas y del Estado Mayor Conjunto”, agrega.

“Quienes están preocupados por el bienestar del personal militar en actividad son los jefes de las fuerzas. BOssi debe haber cobrado este mes 30.000 pesos más de lo que cobraba el mes pasado producto del blanqueo del salario de los militares que decidió el presidente y que tuvo repercusión directa en los haberes que cobra el personal retirado. En esos términos que está planteada, de preocupación por la calidad de vida de la familia militar, no tiene nada que ver con la función de los retirados. Intentar suplantar lo que tiene que hacer los jefes y el personal activo de la fuerza no corresponde, interifere y molesta, pero así como está planteado no está destinado a hacer ningún tipo de aporte. Esto es lo que pienso”, definió Rossi en una entrevista con Diego Iglesias para Radio Con Vos. “Lo que uno puede ver es que está hecho para intentar conspirar” resume y agrega que “deberían mostrarse más solidarios con los jefes de las fuerzas con lo que están haciendo y no presentarse como una conducción alternativa a las fuerzas armadas. No digo que sea el objetivo de todos, pero sí el que tiene Bossi”.