suscripcion alreves.net.ar

Justicia patriarcal: para muestra basta un fiscal

Entre el machismo, la apología de la justicia por mano propia y la violencia de género, el fiscal de Cutral-Có, Santiago Terán, aseguró que las mujeres víctimas de violencia machista deberían poder portar armas para matar a sus agresores en caso de un ataque. Ante un cuestionamiento de su punto de vista durante una entrevista televisiva, maltrató al aire a la periodista Lucila Trujillo, que puso en cuestión los fundamentos de su postura.

 Viernes, 7-agosto-2020

"Conmigo no te vas a hacer la torita", le dijo Santiago Terán, fiscal de Cutral-Có, a Lucila Trujillo, conductora del noticiero de C5N.


Que las mujeres aprendan artes marciales desde chicas, que aprendan también a usar armas de fuego y que finalmente las usen si hace falta para defenderse de un ataque y para evitar un femicidio. Si algo faltaba para terminar de completar el álbum de las figuritas de los deberes y obligaciones de las mujeres en el manual del patriarcado era que la justicia patriarcal hiciera un blanqueo de sus mandatos, también patriarcales y culpabilizadores, sobre las mujeres.

El que le puso finalmente palabras a lo que venía quedando entrelíneas en los miles de femicidios de mujeres argentinas fue Santiago Terán, fiscal de Cutral-Có, quien aseguró que la responsabilidad final de salvar la vida de las mujeres víctimas de violencia, lamentablemente no es del Estado, sino de ellas mismas.”Acá lo que se tendría que permitir es que se autorice la portación de armas de fuego a las mujeres que está probado que son víctimas de los abusos de los machirulos, esa ley debería implementarse rapidísimo”, dijo en una entrevista con Radio Neuquén. “Vamos a ver si con un arma venís a hacerte el malo. Mmuchos van a decir que soy apologista de la violencia y todo lo contrario, yo soy apologista de la defensa propia”, agregó el fiscal.

Ayer por la tarde, durante la emisión del noticiero de C5N, conducido por Lucila Trujillo y Julián Guarín, el funcionario fue consultado sobre este tema y no solo sostuvo su postura sino que fue todavía más gráfico en el planteo del escenario potencial de un ataque. “Cuando un sujeto está dispuesto a matar una mujer no hay medida de seguridad que alcance para frenarlo. Como último recurso, la única forma que le queda a la mujer para parar que no la maten es metiéndoles un tiro en la cabeza”; dijo.

En la entrevista, Trujillo le recordó al fiscal que el rol del Estado no es el de armar a los ciudadanos civiles sino protegerlos. “Como representante de la Justicia, lo último que podría hacer ante una mujer violentada es hacer esa pregunta, porque de esa manera está decidiendo que la que tiene que pelear por su vida y gatillar el arma es la mujer, y eso no corresponde, es un deber de la sociedad y de la Justicia protegerla”, dijo la periodista, ante lo que Terán respondió con un ataque violento, increpándola a responder qué haría ella si sufriera violencia de género y tuviera que decidir por su vida o la de su atacante. “¿Vos estás casada Lucila? Imaginate que el tipo que está con vos es un violento y la última y única oportunidad es un arma, ¿la usás o no? Vos tenés que decidir, tu vida o la de él. Te pido que seas sincera con vos misma. Vos sos muy torita y conmigo no te la vas a dar de torita, respondé”, siguió fiscal.

Ante estas declaraciones y el repudio masivo al maltrato ejercido sobre Trujillo, el Ministerio Público Fiscal de Neuquén inició un sumario administrativo para determinar responsabilidades disciplinarias y emitió un comunicado pronuciándose sobre lo ocurrido. “Las expresiones del fiscal jefe fueron realizadas a título personal y no reflejan los principios y valores que rigen la actuación del Ministerio Público Fiscal. La afirmación respecto de que las mujeres víctimas de violencia de género deben ejercer la defensa propia resulta incompatible con la vigencia de un Estado de Derecho, donde debe primar el imperio de la Ley en todas sus dimensiones y respetarse los procedimientos judiciales y las instituciones encargadas de cumplirla” y explicó que “dichas manifestaciones tampoco respetan lo estipulado y regulado en la legislación internacional, nacional y provincial con relación al compromiso del Estado de prevenir, proteger, investigar, sancionar y erradicar cualquier tipo de violencia contra las mujeres”.