EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

La autodeterminación te la debo

La OEA no reconoció el segundo mandato de Nicolás Maduro en Venezuela, quien hoy asumió en soledad internacional. Evo dijo que el organismo no respeta el gobierno legal de Caracas y que viola el principio de no injerencia. EE.UU. al acecho y Macri se mostró como su alumno más aplicado.

 Jueves, 10-enero-2019

El presidente venezolano asumió ante el Tribunal Supremo de Justicia, con muy poca presencia internacional.


Nicolás Maduro asumió prácticamente en soledad internacional un segundo mandato de seis años en Venezuela. En asamblea extraordinaria, la OEA, que funciona prácticamente como un apéndice de los EE.UU., no reconoció su gobierno y lo declaró “ilegítimo”. El argentino Mauricio Macri, que no tuvo empacho en reconocer rápidamente a Michel Temer como presidente de Brasil, pese al golpe palaciego-judicial que le dio el poder, se alineó con los EE.UU. Macri habló de “dictadura” y dijo que Maduro “se burla de la democracia”.

La Asamblea Nacional (el Congreso venezolano), dominado por la oposición, desconoció al reasumido presidente.

Antes de la jura, la Casa Blanca anunció que aumentará la presión “sobre el régimen corrupto, apoyando a la democrática Asamblea Nacional y pidiendo democracia y libertad en Venezuela”. Quien dijo lo anterior fue el consejero de seguridad nacional del gobierno de Donald Trum, John Bolton, vía Twitter.

Paraguay directamente rompió relaciones con Caracas.

La Organización de Estados Americanos resolvió no reconocer el gobierno de Maduro, al que trató de “régimen”. La moció tuvo 19 voto a favor, 6 en contra, 8 abstenciones y 1 ausencia.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, sí asistió a la jura de Maduro, que se realizó ante el Tribunal Supremo de Justicia.

Morales dijo vía Twitter que la resolución de la OEA “no respeta al gobierno legítimo, legal y democrático de Venezuela, viola el principio de no injerencia de ese organismo y atenta contra la soberanía de un pueblo que votó por el presidente Nicolás Maduro”. Y sostuvo que “EE.UU usa la OEA para forzar intervención”.

Evo señaló que al no reconocer al “hermano” Maduro, la OEA “atenta contra el pueblo venezolano. “La OEA, que debe buscar integración, se convierte en instrumento de agresión y humillación contra la autodeterminación de los pueblos. La democracia es del pueblo, no del imperio”, agregó el jefe de Estado boliviano.

Nadie le pidió tanto

Sin filtro diplomático, Macri también utilizó su cuenta de Twitter y, como un usuario más de la red, se dirigió a Maduro con el hagtash #Notereconocemos. “Su poder no es auténtico, aunque trata de escabullirse en la victimización. Maduro se presenta como el presidente perseguido. Pero él no es la víctima, Maduro es el victimario”, escribió.

“No importa cuántos trucos intente para perpetuarse en el poder, su investidura como Presidente ahora carece de la autoridad de las urnas y también de credibilidad internacional”, agregó el argentino, al que nadie le pidió tanto.