La banda antidisturbios

Contrabando agravado y tráfico ilegal de armas. Esos son los delitos por los cuales Mauricio Macri y algunos de sus ex funcionarios podrían ser juzgados si la Justicia argentina y la boliviana avanzan en las investigaciones. Hoy el gobierno de Luis Arce mostró parte de las municiones enviadas por la gestión de Cambiemos y aclaró que una parte del cargamento llegó de manera ilegal.

 Lunes, 19-julio-2021

Mauricio Macri, Oscar Aguad y Patricia Bullrich cada vez más complicados por el apoyo represivo al Golpe de Estado en Bolivia del 2019.


Treinta años de prisión. Esa es la pena que aplica Bolivia a quienes incurren en el delito de tráfico de armas de manera ilegal. “Varado” en el extranjero, son semanas muy complicadas para Mauricio Macri y su ¿mejor? “equipo de los 50 años”: el avance de las investigaciones los comprometen cada vez más.

De acuerdo a lo que informó esta mañana Eduardo Del Castillo, ministro de Gobierno de Luis Arce, se hallaron 26.900 balas antitumulto en un depósito de la Policía Boliviana con el rótulo – algunas – de Gendarmería Argentina. Del total de 70 mil municiones, una parte fue enviada de manera legal y otra no fue registrada.



En ese sentido, se habría violado la ley boliviana que solo permite el ingreso de material bélico con autorización de Cancillería y de los ministerios de Defensa y de Gobierno. “Hay que buscar a los responsables y conocer el destino de esas municiones. El número es significativo y eso genera muchas preguntas y dudas”, evaluó el ex canciller Diego Pary Rodríguez.

Si bien todavía no se puede asegurar que el cargamento represivo enviado por el gobierno de Cambiemos durante los días en que se consumaba el Golpe de Estado contra Evo Morales haya sido usado en las masacres de Senkata y Sacaba, el ex funcionario de Evo Morales recordó que el informe de la Comisión Interamericana de DDHH indicó que allí se utilizaron cartuchos que no son los que normalmente utiliza la Policía Boliviana ni las Fuerzas Armadas Bolivianas.

“Nos interesa que se haga Justicia porque hay familiares que esperan respuestas sobre qué sucedió con las víctimas”, expresó el actual Embajador del Estado Plurinacional de Bolivia ante la ONU. En diálogo con Nada del Otro Mundo, adelantó que presentarán querellas criminales tanto en su país como en Argentina para identificar a los actores que han participado y contribuido a desestabilizar el gobierno boliviano. “Posteriormente avanzaremos con una demanda internacional”, agregó.

Masacre de Senkata alreves.net.ar

Las masacres de Senkata y Sacaba dejaron casi 30 muertos y cientos de personas heridas

Por su parte, el Estado argentino ya presentó una denuncia penal por contrabando agravado y encubrimiento por la cual quedaron imputados el ex presidente Mauricio Macri, la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich, el ex ministro de Defensa Oscar Aguad y el ex embajador argentino en Bolivia – recientemente condecorado por Gerardo Morales – Normando Álvarez García, entre otros. “Todos dijeron ‘yo no fui, yo no vi’, pero nadie dijo ‘esto no pasó’”, subrayó el actual ministro de Defensa, Agustín Rossi.

Además de las coincidencias de las fechas de salida del avión Hércules, del personal de gendarmería y de las municiones con la carta de agradecimiento de las FAB al embajador argentino, para el funcionario argentino hubo un intento de legalizar los cartuchos antidisturbios, algo que después no se verificó en la documentación que salió de la Aduana. “Eso empieza a demostrar la posible existencia del contrabando agravado”, analizó.

Un plan internacional

Tanto el actual gobierno argentino como el boliviano, respaldan la hipótesis de una plan premeditado y planificado para derrocar al presidente Evo Morales e instalar la dictadura de Jeanine Añez en noviembre de 2019. Según expresó Diego Pary Rodríguez, existió contribución de Argentina, Ecuador y la OEA con Luis Almagro a la cabeza. “Al día de hoy no se ha presentado un acta ni documento donde se pueda evidenciar el fraude electoral del que lo acusaban a Evo Morales”, sostuvo.

“Había una cantidad de actores internacionales que estaban en contra de Evo Morales”, señaló Agustín Rossi. “Donald Trump felicitó explícitamente a las Fuerzas Armadas Bolivianas por el Golpe de Estado y Mauricio Macri fue el primer presidente de la región que reconoció a Jeanine Añez como presidenta ‘electa’”, recordó. “Hay una serie de acciones que se conjugaron para destituir un gobierno constitucional”, finalizó.