La calle no es su lugar

Según Ciudad sin Techo, hay alrededor de 350 mil niñes sin hogar en Argentina. Claudia Enrich, coordinadora de la ONG, recordó que CABA cuenta con una ley para las personas en situación de calle desde el 2010. Consideró fundamental un trabajo interdisciplinario para realizar un censo popular y generar políticas públicas que permitan enfrentar la problemática. “Es la ciudad más rica de Latinoamérica, no me pueden decir que no hay presupuesto”, opinó.

 lunes, 22-marzo-2021

El caso de la niña M. hizo visibilizó un problema que existe desde hace muchos años en nuestro país: les niñes que no tienen un techo donde vivir.


A esta hora, exactamente, hay alrededor de 350 mil niñes en la calle en nuestro país. De acuerdo a datos brindados por Ciudad sin Techo, el último Censo Popular arrojó unas 8 mil personas que no tienen hogar en CABA, de las cuales 871 son “locos bajitos”.

“Fueron censados sólo aquellos que tenían referentes adultos. Por una cuestión legal, no pudimos censar a los que estaban solos”, explicó Claudia Enrich, coordinadora de la ONG que participó del relevamiento en el 2019. “También hay muchos que viven o duermen en dispositivos de niñez”, agregó.

Si bien reconoció que es un problema que afecta a todas las grandes ciudades del mundo, advirtió que CABA cuenta, desde el año 2010, con la Ley 3706 de Protección y Garantía Integral de los Derechos de las Personas en Situación de Calle. “No hace falta ni un DNU ni una ley de emergencia. La solución está: hace falta voluntad política para que se cumpla la normativa y pongan el tema en la agenda política”, diagnosticó.

Según relató, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires registró 1154 personas sin techo contra las 8 mil que contabilizaron las ONGs. “La ley dice que tenemos que hacer el censo entre las organizaciones sociales, el Estado y las personas en situación de calle”, detalló. A partir del número exacto, deberían surgir políticas públicas y un trabajo interdisciplinario para abordar los distintos ejes del problema. “Estamos hablando de la ciudad más rica de Latinoamérica, no me pueden decir que no tienen presupuesto para esto”, opinó.

Con respecto al caso de la niña M., remarcó que hay muchas chicas indocumentadas porque provienen de familias que están en situación de calle desde hace muchas generaciones. “Tienen miedo de documentar a sus niñes, ya que cuando van al hospital son acusados de ser pobres. Las criaturas son puestas en guardas y alejadas de sus familias”, afirmó la militante social. En ese sentido, aclaró que los porcentajes de pobreza e indigencia “oficiales” distan bastante de los reales. “Los censos nunca ‘tocan el timbre’ de aquellas personas que no tienen hogar”, concluyó.