La desazón de Ramón

El precandidato a gobernador por Cambiemos, Ramón Mestre, dijo que sintió “desazón” por la decisión de Macri de apoyar a Negri en la interna, aseguró que “la UCR es la columna vertebral de Cambiemos y pidió “rediscutir la coalición”.

 viernes, 22-febrero-2019

Mestre estuvo de gira por varios medios porteños, con un diálogo mucho más abierto que los que tiene en Córdoba.


El intendente de nuestra ciudad se conviritó en las últimas hora en la cara de la discordia radical con el PRO. Tras el triunfo de la UCR en las internas de La Pampa, Mestre aguantó los embates y sostuvo su candidatura, a pesar de pedidos explícitos para que se bajara. “Nosotros no tenemos grieta. Es un sano ejercicio en la práctica de la democracia”, lanzó para bajarle el tono, y agregó que “como no se pudo resolver sobre la base del diálogo, la forma más legítima es resolverlo con el voto de la gente”.

De todos modos, Mestre admitió en una entrevista con La Naciónque sintió “desazón” por el apoyo explícito de la Rosada a la precandidatura de Mario Negri. El intendente de la capital provincial habló sobre la divergencia de visiones que tiene con el gobernador mendocino: “Con Cornejo tenemos una concepción distinta. La composición que tiene el radicalismo a diferencia del PRO es más federal. Intentamos ponernos de acuerdo y no lo logramos, pero no hay que dramatizar”. En esa dirección, Mestre aseguró que “la columna vertebral de Cambiemos en términos de representación territorial es la Unión Cívica Radical” y que “es necesario rediscutir la coalición Cambiemos”.

Sin embargo, eligió no sacar los pies del plato: “Está claro que no hay plan B: Cambiemos es la herramienta política para realizar los cambiemos que necesita la Argentina, pero la UCR tiene que tener más protagonismo”. El precandidato criticó la injerencia que pretenden tener en la calle Balcarce sobre la interna provincial: “Es un tema de Córdoba y somos los cordobeses los que vamos a decidir la lista que va a terminar representando a Cambiemos”.

Los llamaditos

Por otra parte, en diálogo con Radio Latina señaló que recibió llamados de Rogelio Frigerio, Marcos Peña y Alfredo Cornejo para que baje su candidatura. “Me llamaron Frigerio, Peña y Cornejo. El planteo fue realizado como desde la mesa de Cambiemos nacional y sinceramente eso no es así, cada distrito tiene autonomía”, dijo. Además, detalló los argumentos que le dieron para hacerle el pedido: “Me plantearon como que votar hacía crujir al espacio político. Y eso no es así, recordemos que Macri llegó por primarias”.