La desnudez de Dujovne

"Hemos eliminado subsidios al transporte, a la electricidad, a Fútbol para Todos", se autofelicitó el ministro de Finanzas, Nicolás Dujovne, quien expuso sin filtro la sensación de éxito del Gobierno porque el recorte de 400 mil millones del gasto público, pasó sin grandes conflictos.

 jueves, 15-noviembre-2018

Las partidas para pagar deuda crecieron un 50% respecto al Presupuesto 2018. El mérito del ministro.


“Esto nunca se había hecho en Argentina sin que caiga el Gobierno, un ajuste fiscal de esta magnitud”. Las palabras, a pura desnudez política, pertenecen al ministro de Finanzas Nicolás Dujovne y fueron dichas ante la Comisión Nacional de Valores, el día en que el Senado se disponía a aprobar el Presupuesto 2019 con 400 mil millones de pesos de recorte de gasto público. Y mientras las empresas debaten cómo pagar a los trabajadores el bono de $5000 que el Gobierno impulsa para evitar que se dispare la pobreza en las próximas mediciones. Este jueves Indec informa la inflación de octubre, que sería superior al 5%, lo que profundizará aun más la caída del ingreso y del consumo, pero el ministro de Mauricio Macri exhibió todo su orgullo por un recorte brutal que no despertó reacciones masivas.

TLo que se ha hecho en estos tres años no se ha hecho nunca en la historia argentina”, se autofelicitó el ex periodista de TN y celebró: “Hemos eliminado subsidios al transporte, a la electricidad, a Fútbol para Todos”.

Con el orgullo del que ejerce violencia y no tiene consecuencias, Dujovne manifestó su satisfacción porque para el año próximo el gobierno de Cambiemos no sólo hará recortes de gasto público sino también aumentará los impuestos, pese a que Mauricio Macri había prometido bajar la presión impositiva.

“Todo el ajuste que hemos hecho hasta 2018 fue del lado del gasto. El ajuste fiscal del año próximo se hace mitad y mitad entre baja de gasto y suba de impuestos”, dijo ante decenas de empresarios. Dujovne también se mostró orgulloso del ajuste fiscal “equivalente a tres puntos del PBI”, tal como exigió el FMI.