La economía macrista bajo la mirada del amo

El Departamento de Estado estadounidense publicó un informe sobre la economía argentina. Elogia al gobierno de Macri, pero dice que se vio impedido de realizar todas las reformas que deseaba por “el deterioro de la situación macroeconómica”, además de reconocer que hay “recesión”. Además, da cuenta de la creciente conflictividad social.

 jueves, 18-julio-2019

El gobierno de Trump elogió la política de Macri, alineada absolutamente a sus intereses.


El documento lleva por título “Declaraciones de clima de inversión 2019: Argentina” y es un extenso texto dividido en 13 secciones donde expone las condiciones económicas de nuestro país para realizar inversiones. El informe, si bien elogia al gobierno de Mauricio Macri por la aplicación de las políticas neoliberales alineadas con Estados Unidos, reconoce que por los problemas macroeconómicos –volatilidad financiera, caída del consumo y la demanda- el gobierno perdió margen de maniobra para realizar todas las reformas que quiso.

El documento indica que en nuestro país las oportunidades de inversión y comercio se dan en materia de infraestructura, salud (¿se referirá al negocio de los laboratorios?), agricultura, información tecnológica, energía y minería. Ninguno de los rubros está relacionado con la tradicional producción industrial argentina, que sufre una gravísima crisis.

“La recesión económica de Argentina, junto con el estancamiento político de un año electoral, ha reducido la capacidad del gobierno de Macri para promulgar reformas a favor de los negocios y ha sofocado la inversión internacional en Argentina”, dice el texto, que fue publicado el 11 de julio en el sitio oficial del Departamento de Estado de Estados Unidos y que rescató el periodista económico Raúl Dellatorre.

El Departamento de Estado resalta el “estancamiento del crecimiento económico, el alto desempleo y la inflación en alza”, repasando las cifras oficiales (2,6 % de caída de la actividad y 47,6 % de inflación). “Este deterioro de la situación macroeconómica impidió que la administración Macri implementara reformas estructurales que podrían abordar algunos de los impulsores de la estanflación: altas tasas impositivas, altos costos laborales, acceso a financiamiento, burocracia engorrosa e infraestructura obsoleta”, detalla el texto.

El informe critica el impuesto a las exportaciones establecidas por el gobierno del 12 % con un tope de cuatro pesos por dólar exportado. Además, resalta que el macrismo no logró cercenar el poder de los gremios: “Excepto en el caso del sector energético, el gobierno no ha tenido éxito en sus intentos por frenar el poder de los sindicatos y promulgar las reformas necesarias para atraer inversionistas internacionales”.

El gobierno estadounidense advierte a los inversores sobre la conflictividad social: “Los manifestantes bloquean regularmente las calles, autopistas e intersecciones principales, lo que causa embotellamientos y retrasa los viajes. Las manifestaciones públicas, las huelgas y el bloqueo de las calles aumentaron en 2018 en respuesta a problemas económicos y políticos”. El documento afirma que “los altos costos laborales se encuentran entre los desafíos operacionales más frecuentemente citados por los inversionistas extranjeros”, al igual que la alta litigiosidad laboral.

Como ejemplo de la intención del gobierno argentino, el Departamento de Estado cita el acuerdo con los trabajadores del petróleo en Vaca Muerta, que introdujo cambios que “tenían como objetivo reducir ciertos costos laborales e incentivar una mayor productividad”.

“Las manifestaciones relacionadas con el trabajo en Argentina ocurrieron periódicamente en 2018. Las razones de las huelgas incluyen la pérdida de empleos, los altos impuestos, la pérdida de poder adquisitivo y las negociaciones salariales. Las manifestaciones laborales pueden involucrar a decenas de miles de manifestantes. Las demostraciones recientes esencialmente han cerrado secciones de la ciudad durante unas pocas horas o días a la vez”, concluye el informe.