La flexibilización que viene

Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, dijo que la legislación vigente quedó desactualizada y que se necesitan reformar el sistema laboral para propiciar la creación de empleos. "Los trabajadores tienen que entender", dijo sobre la reforma que impulsa.

 Lunes, 8-julio-2019

Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, criticó a los que se resisten al cambio.


El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina y titular de Copal, Daniel Funes de Rioja, aseguró que el sistema laboral vigente necesita ser reformado para que se creen condiciones para la creación de empleos.

“Hay que mirar las cosas de acuerdo al siglo 21. No se puede tener un sistema laboral respondiendo a las necesidades de la primera y segunda revolución industrial” dijo y apuntó a los sectores que se resisten a las reformas: “los trabajadores tienen que entender”, advirtió.

“Hay miedos y preocupaciones, pero también hay desafíos y yo estoy convencido de que la Argentina puede ser un país que se inserte en el mundo con alta competitividad”, dijo en una entrevista con Radio Cultura. “Pero, necesitamos hacer los deberes y esos deberes son esas miradas de la política fiscal, logística, laboral, burocracia, elementos que nos atan a un pasado que no es exitoso”, aseguró.

A buen entendedor pocas palabras, Funes de Rioja se posiciona como uno de los impulsores del ajuste sobre el mercado laboral que viene y ubicó lo que denomina como una necesidad de reformas en la caja de herramientas para la construcción de “un país normal”. “Necesitamos un país normal y un país normal es el que hace las reformas estructurales para tener equilibrio fiscal, una inflación compatible con el mundo, un clima de inversión y crecimiento posible”, afirmó.

En la ecuación del vice de la UIA, la carga de obligaciones y derechos se mide en relación a un equilibrio que considera desbalanceado en el escenario presente. “Si la Argentina quiere integrarse al mundo, tiene que corregir las asimetrías que hacen a la competitividad y productividad. Lo que habría que estimular es que haya más empresas, no menos”, concluyó.