La grieta latinoamericana

Los líderes políticos del continente se expresaron tras el resultado electoral del domingo en Argentina. Evo Morales, Rafael Correa, Lula y Dilma Rousseff manifestaron su alegría por el triunfo de Alberto Fernández. Jair Bolsonaro se despachó con una frase polémica sobre lo que puede pasar si vuelve un gobierno popular: “Habrá hermanos argentinos huyendo hacia aquí”.

 Martes, 13-agosto-2019

Otros tiempos: Evo Morales, Mujica, Dilma, Cristina y Correa. Aquel bloque de líderes latinoamericanos se sigue apoyando mutuamente.


Los resultados de las elecciones en Argentina fueron un cimbronazo en el concierto latinoamericano y aporta a la ilusión de reconfigurar el tono político del continente y que los gobiernos de Evo Morales en Bolivia y López Obrador en México no queden como las excepciones populares en un continente derechizado. Por eso, las voces de los líderes políticos se hicieron sentir tras la arrasadora victoria del Frente de Todos en las PASO.

En Brasil, la grieta quedó clarísima. Por un lado, el presidente Jair Bolsonaro volvió a tener frases polémicas en relación a las cuestiones políticas de nuestro país. En un acto en el sur brasileño, lanzó: “No olviden lo que sucedió más al sur, acá en la Argentina, en las elecciones de ayer. La pandilla de Cristina Kirchner, que es la misma que la de Dilma Rousseff, que es la misma que la de Maduro, Chávez y Fidel Castro dio una señal de vida”.



“Si esta izquierdada vuelve en Argentina, podemos tener en Rio Grande do Sul un nuevo estado de Roraima (NdR: el estado brasileño fronterizo con Venezuela). No queremos eso: hermanos argentinos huyendo para acá”, completó.

En la otra vereda de Bolsonaro se ubicaron, como es lógico, Lula y Dilma Rousseff. El expresidente detenido publicó un mensaje en Twitter en el que dijo: “Felicitaciones a los compañeros Alberto Fernández y Cristina por el expresivo resultado en las primarias argentinas. Es preciso dar esperanza al pueblo, traer días mejores y cuidar de quien más precisa. Un fuerte abrazo de su amigo Lula”. Rousseff, por su parte, dijo que el triunfo del Frente de Todos es “una luz al final del túnel para el pueblo argentino y para Latinoamérica”, además de “un triunfo alentador de las fuerzas progresistas sobre el neoliberalismo”.

Desde Bélgica, el expresidente ecuatoriano, Rafael Correa –que enfrenta la persecución judicial en su país-, se mostró exultante: “Gracias Alberto, gracias Cristina, gracias Axel…¡Gracias, Argentina del alma! Aquí también, todo es cuestión de tiempo. Nuestro pueblo despertará. ¡Hasta la victoria siempre!”. En Twitter, Correa calificó a Cristina como “una mujer heroica, a la que persiguieron, difamaron y trataron de destruir”.

Por último, Evo Morales dio una conferencia de prensa en la que opinó que el triunfo de los Fernández es “una rebelión del pueblo argentino contra el modelo económico del Fondo Monetario Internacional” y solicitó que haya “una profunda reflexión” sobre esto.