suscripcion alreves.net.ar

La gripe que atacó al imperio

Con medidas tardías producto de la omnipotencia del presidente Donald Trump, Estados Unidos no sólo perdió más de 150 mil vidas por la Covid-19, sino que registró una caída de la economía del 33% anual durante el segundo trimestre del año y los desempleados ya suman 1,43 millones.

 Jueves, 30-julio-2020

A pesar de las fanfarronadas del presidente Donald Trump, la pandemia provocó la caída de la economía en un 33% anual durante el segundo trimestre del año.


El coronavirus – minimizado a “gripe” por el presidente Donald Trump – provocó que el imperio estadounidense lidere, esta vez y lamentablemente, el listado de los países más desbordados por la pandemia. No sólo superó los 150 mil muertos por la Covid-19, sino que la cantidad de desempleados alcanzó los 1,43 millones durante el mes de julio y su economía registró una caída del 33% anual en el segundo trimestre del año, según informó la Oficina de Análisis Económico del Gobierno de Estados Unidos.

Sin embargo, el mandatario republicano consideró que la “crisis se está manejando” y que la economía “está volviendo a rugir”. “Esto no es sólo suerte. Esto es mucho talento”, lanzó – con autobombo de por medio – Donald Trump. Frente a las medidas sanitarias tardías e intermitentes producto de esta omnipotencia, la Asociación de Universidades Médicas de Estados Unidos insistió en la necesidad de que Estados Unidos “asuma un enfoque unificado ante a pandemia”, ya que el aumento de casos provocará el regreso de las restricciones que, a su vez, repercutirá en el cierre de los negocios/comercios, con un consecuente nuevo golpe a la economía.

El Congreso norteamericano dispuso alrededor de tres billones de dólares para asistir a familias, pequeñas y medianas empresas, y hospitales. Teniendo en cuenta que el factor clave que caracteriza a esta crisis es la incertidumbre, esta ayuda debería continuar. En ese sentido, este viernes vence el plazo para la extensión del pago de los 600 millones de dólares semanales destinados a la compensación por desempleo, monto que los legisladores conservadores quieren reducir a 200 millones.

Mientras los legisladores intentan ponerse de acuerdo, Donald Trump aprovecha el desastre que vive su país para retrasar las elecciones presidenciales fijadas para noviembre argumentando un posible “fraude” ante la posibilidad de que la votación se realice por correo. “Será un gran bochorno para Estados Unidos”, opinó el republicano que busca ser reelecto. El temor del mandatario también podría estar relacionado con los 15 puntos de ventaja que le saca el candidato demócrata, Joe Biden, de acuerdo a un sondeo realizado en conjunto por The Washington Post y ABC News.